Don’t speak

Me encanta esta canción mítica, pero de esto no va el artículo de hoy.

Me parece que ya ha pasado tiempo suficiente para que hable de los macrobotellones, de la juventud y esos temas que estaban en el candelero y que ya no están.

Eso es lo que sucede en la sociedad de la información, que el interés no está mucho tiempo focalizado en el mismo lugar, porque la gente se aburre y esto pasa porque la información es entretenimiento.

Es cierto que una mira a la calle y ve un panorama desolador, pero ¿es culpa sólo de los jóvenes? Para que una persona llegue a joven tiene que haber nacido, pasado por la infancia y alcanzar la madurez.

Modificar conductas cuando se han producido durante mucho tiempo es sumamente complicado, como casi todo en esta vida más vale prevenir que curar, pero los padres y madres españoles no han prevenido mucho que digamos.

Los niños y niñas de la llave son una realidad en una sociedad en la que hacen falta dos sueldos para sobrevivir, donde hombre y mujer quieren realizarse en el espacio público, pero ¿qué pasa con los niños?

Pues que los han mal-educado y mal-criado. Padres y madres han hecho una dejación de sus funciones. Es cierto que los hijos e hijas no vienen con manual de instrucciones, pero en mi opinión hay reglas básicas que son de lógica, como mantener los castigos, no permitir que tus hijos te falten el respeto (ni tu faltárselo a ellos) Cosas muy básicas.

Nuestros jóvenes han perdido el rumbo, no ven esperanzas, se ven abocados a un futuro precario, con contratos basura y casas de 30 metros cuadrados y cómo no les hemos enseñado a luchar, sino que hemos comprado su sonrisa por no pasar tiempo con ellos pues en vez enfrentarse a la realidad beben.

Beben porque no está tan mal visto, porque mientras no salga en la tele, nadie piensa mucho en ello. ¿Qué hacen chavales de 15 años hasta las 6 de la mañana por la calle?

Y faltan el respeto porque son unos incívicos, porque no les hemos enseñado las normas básicas de convivencia, y al final, tenemos una generación de alcohólicos en ciernes y no hacemos nada por evitar el desastre.

Cambio de opinión

Os iba a hablar no me acuerdo muy bien, de Charlie y la Fábrica de Chocolate, de que el otro día soñé que me reoconciliaba con un amigo o de que me encanta lo bien que va mi aspiradora, pero a mi hermana le han robado la moto, asi que esas cosas pasan a segundo plano.

La moto era nueva, llevaba con ella dos semanas escasas y se la han mangado. Yo no puedo hacer nada y me jode, pero me jode aún más vivir en una ciudad con tanto cani y tanto mangante.

Sevilla es preciosa, pero en ese sentido da asco, sólo hay niñatos y niñatas de corta edad que se dedican a moverse en grupitos, en manada, que es como se sienten fuertes.

En mi opinión Sevilla se convertirá en un gueto, una ciudad no puede vivir sólo del turismo y eso es lo que le pasa a Sevilla. Esta ciudad no tiene industria, no tiene nada.

Como pedagoga debería alegrarme porque trabajo no me va a faltar con la cantidad de analfabetos funcionales, marginados y excluidos que va a haber, pero en estos momentos les daría dos tortas, aunque sé que no les serviría de nada, porque estos chicos y chicas necesitan otra cosa.

No sé donde va esta ciudad, no sé en qué piensa el ayuntamiento y no sé que puedo hacer yo. Estamos fallando todos y de nuevo se están perdiendo a sujetos muy capaces por culpa de nuestra dejadez. Ayer salía en televisión un barrio marginal de sevilla por televisión y me daba pena, pero es que la marginación ya no está en barrios concretos. Chavales de 15 años y menos metiéndose coca, chicas de 14 preñadas…

No quiero ser dramática pero si no hacemos algo esto irá peor y desembocará en no sé muy bien qué.

Mi hermana lleva queriendo una moto desde que era una enana y cuando se la compra con esfuerzo se la roban. No es sólo el dinero sino el que le hayan quitado una ilusión a mi hermana, sé que parece ridículo, pero para mi no lo es.

Verano

El verano ya está aqui,y no lo digo por el calor, lo digo por el bombardeo publicitario sobre productos para adelgazar, para combatir la celulitis… Es gracioso ver como hace poquísimo la gente se escandalizaba por las modelos de Cibeles y nadie se escandalice de que chicas delgadas coman barritas sustitutivas de la comida, dietas absurdas de comer cereales para comer y cenar, además de desayunar; fajas que no les hacen falta, pastillas, batidos… y un largo etcétera. Todo para lucir bella, porque la belleza es sinónimo de delgadez ¿o no?

Os puedo asegurar que yo como chica que está gorda, me encantaría estar delgada, en mi interior asocio gorda a fea. Aunque mi mente dice que no, que hay chicas gordas, gorditas, rellenitas… que son preciosas, mi autoestima no lo ve asi.

Los estudios dicen que la autoestima de las chicas cae en picado en la adolescencia y sobretodo en la preadolescencia (los 12 años más o menos) y que ésta siempre será por regla general menor que la de los varones. Si alguien piensa que es extraño es que no vive en el mundo real.

El peso que supone para una chica su físico es brutal. Yo, no digo que los chicos no lo paseis mal, pero creo que en cuestión de físico nosotras lo pasamos un poquito peor.

Las cosas se complican cuando una persona con sobrepeso decide hacer dietas, de revistas, de la tele, de amigas… y no funcionan. Pueden no funcionar porque son ridículas, insalubres o porque esa persona no está preparada para hacer una dieta. Las dietas hay que hacerlas por propia iniciativa, no porque tu familia, pareja, o amigos te den la vara. Pero los fracasos, normalmente desmotivan.

Cada persona es un mundo. Hay a quienes les motiva que la gente esté encima de ellos y hay, sin embargo, quienes les hunde. Es una espiral autodestructiva, como la del acoso, a ver quien puede más. Si las personas que me hacen daño o yo, y la perjudicada siempre es una misma.

Por desgracia eso da igual. Lo que importa es estar delgada y tener unos pechos enormes y si no pues eres una fracasada, sólo hay que ver a quien sale por la tele.

No digo que las personas deban estar ni gordas ni flacas, defiendo que las personas puedan ser felices, sea cual sea su peso.

Y chicos, aun estais a tiempo, no dejeis que vayan a por vosotros. Disfrutad de no tener que depilarse y cosas por el estilo

Lo que son las cosas

¿Os acordais que ayer os hablaba de la identificación de sexo con coito? Pues bien anoche hojeando un periódico de prensa gratuita, hablaban de que los españoles cada vezmás le dedicamos menos tiempo a los preelimanres y que claro, eso no estaba bien.

¡¡¡LOS PREELIMINARES!!! Es decir, las cosas que se hacen antes del sexo, que es el coito, por lo que entienden los que hicieron el estudio, yo no. Estoy totalmente en contra de lo que dicen estos s-expertos. Lo que hay antes de al penetración es sexo, y lo que hay después también, ¿por qué no? ¿por qué cerrarnos ante una sola visión de lo que es el sexo?

Lo jodido es que aceptamos terminos como «preeliminares», «juegos previos», sin ver lo que ello conlleva. Cuando en una frase leemos: «los preeliminares al acto sexual pueden ser muy beneficiosos para preparar a la mujer para la penetración» (aclaro que eso no lo ponía el metro ayer, pero lo leí en algún sitio) se está produciendo la dichosa equiparación de sexo con coito, pero si no estamos muy atentos no nos damos cuenta, pero no por ello dejamos de asimilar ideas de manera inconsciente.

Vamos a ponernos serios

He visto que alguna que otra persona se ha metido en mi blog buscando información sobre las enfermedades de transmisión sexual (ETS) y bueno me apetece hablar del tema de la sexualidad, aunque no hablaré hoy de las ETS, sino de los embarazos no deseados.

Dejo pendiente hacer una clasificación exhaustiva (tengo un trabajo hecho por algún lado pero no lo encuentor asi que le pediré a la compi con la que lo hice que me lo pase) pero voy a hacer un breve artículo sobre la importancia de la educación sexual (aunque ya escribí uno bastante extenso en diciembre de 2005)

A ver primero habría que empezar diciendo que sexo y coito no es lo mismo. Al gual que tampoco es lo mismo coito que relación sexual.

Toda práctica sexual ha de ir acompañada por respeto, libertad y madurez. Nadie puede ni debe coaccionar a la otra persona a realizar algo que no desea, se ha de respetar a quien va a ser nuestra compañero y además los dos han de poseer una madurez, no sólo física sino mental.

La madurez mental necesaria no es igual cuando lo que se van a realizar son tocamientos que cuando se va a practicar el coito, lo segundo conlleva muchos más riesgos que lo primero.

¿Por qué digo esto? Pues bien en el coito sólo hay un método 100% seguro de no quedarse embarazada: la abstienencia. Todo método anticonceptivo tiene un margen de error, que aumenta según su mal uso. Cuando mantenemos relaciones sexuales coitales, debemos ser maduros y maduras para asumir que por muchas medidas que pongamos algo puede fallar. ¿Es una chica de catorce años lo suficientemente madura para asumir esto? Yo creo que no.

La cuestión es que parece que si no hay coito no hay sexo, cuando hay otras prácticas mucho más «seguras» que también son sexo como la masturbación y el sexo oral. Incluso mucha gente opina que el sexo es mucho más que los genitales y la estimulación de los mismos.

Conozco el caso, de una chica por una amiga que con catorce años ya ha tenido dos alarmas de embarazo. ¿Qué ha fallado? Pues su familia, la escuela, los medios de comunicación, la sociedad…

Personalmente opino que no se está haciendo lo que se debería. Dar un condón NO es educación sexual. Educación sexual es enseñarnos a disfrutar de nuestra sexualidad, de nuestro cuerpo (de todo nuestro cuerpo, no sólo de los genitales) La confusión entre coito y sexo hace que nuestros jóvenes en cuanto lleguen a la pubertad deseen follar, porque eso es el sexo, es lo que se ve en las películas y eso, es sumamente triste.

Si quereis más información escribí un artículo sobre educación sexual

Mi nueva aspiradora

Pues sí, tengo aspiradora, nunca había tenido ninguna, yo era de las de la vieja guardia, de estas que barrían.

Eso, por suerte, ha pasado a la historia y para mi regocijo mi aspiradora es muy bonita, es más, se parece al robot de cortocircuito, mejor dicho la parte que chupa, tiene la misma cara que el muñeco en cuestión y me hace mucha gracia.

El tema de la aspiradora conecta con el tema de mi desorden, mi madre siempre dijo que yo era una adana, y es verdad.

Soy un desastre y la mayor parte del tiempo me da igual (siempre que nadie lo vea) Sé que debo cambiar y guardar la ropa bien doblada, no meter todo lo que cae en mis manos en los bolsillos, debo echar a lavar los calcetines con su respectiva pareja y debo, en definitiva ser más cuidadosa. Pero no puedo, al menos no ahora, como no puedo dejar de morderme las uñas.

Supongo, que es culpa de la educación que he recibido. Mi padre era el típico de «vamos a limpiar» que significaba tú limpias y yo superviso. No sé, siempre he sido de impulsos, cuando debería ser constante.

Supongo que ahora que he entrado en nuevas etapas de mi vida y que he cambiado en tantas cosas, debería intentar cambiar, de una vez por todas esta

Hierro 3

Magnífica película.

Yo no soy muy buena haciendo reseñas, admitámoslo. Os digo que es buena o mala, pero creo que no suelo explciar el porqué. La cuestión es que el arte es difícil de evaluar, es subjetivo, porque conecta con cada persona de una manera diferente

La película es coreana del 2003 y fue dirigida por Ki-Duk Kim.

A mi, personalmente me parece sublime, poética, porque durante un largo periodo no escuchamos a la protagonista, pero sentimos su dolor. No hace falte que hable, su expresión, su cara, su lenguaje corporal nos lo explica todo. El cuerpo no necesita de palabras para expresarse. Lee Seung-Yeon hace de Sun-hwa y me parece un papel soberbio

El actor Jae Hee que hace de Tae-suk (el protagonista) dota a su personaje de ternura, descaro y le da un toque de humanidad.

Una obra bonita y preciosa, que me reafirma en que a veces lo más sublime es lo que nos produce una punzada de dolor al observarlo. Es algo tan maravilloso que duele

Full Metal Alchemist (la película)

Una de las mejores series de anime que he visto ultimamente y sin embargo la película se salva por los pelos y por un requiebro al final del todo.

Decepcionante, creo que es la palabra para describir esta cinta, que además de ser excesivamente larga su argumento no llega a ser de la calidad que su serie.

No lo entiendo, cómo pueden empañar asi una obra de calidad y fama como la que nos ocupa.

No la recomiendo, creo que es evidente.

El día después de

El día después del Salón del Manga de Jerez me he levantado con el pelo revuelto, la piel suave y las piernas ligéramente cansadas y en general feliz.

Ayer me lo pasé genial, no por el salón, ni por mi enfrentamiento, si no porque estuve rodeada de amigos y amigas a los que quiero muchísimo, con los que reí y con los que pude también desahogar mis nervios.

Cuando vi a mi archienemigo (llamémosle Paco que corto) no pude decirle nada, en ese primer momento me descompuse y me agobié pensando que no podría, que llevaba casi un año esperando encontrármelo y que iba a desperdiciar la oportunidad. Hablé con mi hermana por teléfono y me infundió ánimos, pero no para que me enfrantara a él, sino para que disfrutase con las personas con las que estaba.

Iba andando, le vi, anduve tres pasos, me giré y le dije que si podía hablar con él. Y lo hicimos, sobretodo yo. Saqué una por una, con todo el dolor, las espinas clavadas. Para algunas no tuvo respuesta (la historia viene de muy largo) para otras no me vi satisfecha, pero por la más importante obtuve unas disculpas.

Le di la oportunidad de que me dijera lo que quisiera y no la quiso aprovechar.

La verdad es que fui muy sincera, le dije que le había odiado y que le había deseado lo peor. Y es verdad, me hizo muchísimo daño, ahora no le odio, las cosas jamás serán lo que fueron, pero ya no hay veneno. Además el más perjudicado ha sido él, me perdió como amiga, yo he perdido muy poco, como el tiempo me ha demostrado

Me he quitado una losa, estaba tan nerviosa, que después de hablar con él, cuando estaba con los que quería se me escapó una lágrima, estaba en casa, con ellos jamás estaría desprotegida.

Me quedan algunos demonios más que procuraré exorcizar, pero eso no me preocupa ahora, cuando sea el momento éste llegará sin que yo haga nada.

¿Y el salón? Colas para entrar, pocas proyecciones, mucha gente comprando y mucho maleducado. No me ha gustado, es más sólo compré un regalo y un llavero para mí; pero me lo he pasado en grande.

Muchos saludos a todos y a todas