Llamame hembra del zorro

Me siento como una mala persona.

La cosa ha sucedido hace poco más de una hora. Estábamos comiendo la niña que cuido y yo (tengo una cara muy triste mientras lo cuento) y le he dicho que se comiera otro filete, ella no ha querido, yo he insistido, ella me ha contestado mal y yo la he levantado de la silla y le he dado un azote (cara de arrepentimiento) y ella se ha puesto a llorar desconsoladamente.

Y ahora pienso que se me ha ido la mano y que soy una mala persona y una mala educadora, porque algún azote había caído pero ella nunca había llorado asi.

Ha llegado su madre y me ha respaldado, y me ha dicho que no tiene importancia, pero no sé.

Qué difícil me resulta educar

Es para parirte mejor

La verdad es que cuando estuve malita me hicieron muchas pruebas y cuando mi jefa (que es del gremio de la salud) vio mi ecografía me dijo: «qué ovarios tan grandes tienes»

La cosa no quedó ahí y alguien me dijo que tenía un buen útero (no recuerdo si fue el que me hacía la ecografía o el médico) Asi que si algún día me quedo embarazada mi bebé no estará en un vientre cualquiera sino que vivirá en una especie de duplex de 200 metros cuadrados y visto asi ¿quién soy yo para impedir que un no-nato tenga una vivienda digna? Asi que me estoy replanteando eso de sacarme los ovarios a cucharadas.

Ya he hablado con mi tutora y tengo que cambiar un par de cosillas nada más, que creo que ya he cambiado. De todas maneras esta tarde lo vuelvo a revisar y ya se lo envío para que lo abra esta noche.

Estoy camino del master… a ver qué tal.

Un saludo

Bola de acero

El otro día soñé que estaba en mi dormitorio durmiendo y una bola de metal enorme (y cuando digo enorme me refiero a que era como una habitación de grande) en la entrada de mi cuarto mirando aunque no tuviera ojos

La bola quería entrar en mi cuarto y yo no quería y me agobiaba muchísimo. Imaginaos la situación, ¿cómo sabía que la bola quería entrar en mi habitación? ¿Cómo puede tener una bola deseos? ¿Por qué quería entrar en mi cuarto?

No tengo respuesta.

En otro orden de cosas, he tomado una decisión en mi vida (no os puedo contar nada porque es top secret) y espero ser capaz de llevarla a buen puerto. Espero no rajarme, asi que nada ^^ ya os cuento

Mi tutora ha estado missing desde el lunes asi que yo he estado tirándome los pelos (de la cabeza), y sufriendo como una perra (es que en el fondo soy un poco masoca) Hoy ha hablado conmigo, mañana mirará lo que le envié y el lunes lo entrego para empezar ya con el master.

Más cositas… estoy pensando en arrancarme los ovarios con una cuchara ¿el motivo? La niña que cuido me está sacando de quicio. Pero en verdad lo que me ha hecho replantearme ser madre sucedió el martes. Por cosas del destino mis jefes llegaron temprano y me pillaron comiendo. La niña terminó se sentó en el sofá y en un momento dado nos pusimos a hablar su madre y yo. Y entonces desde el sofá surgió una voz que decía «mamá, mamá, mamá, mamá,mamá, mamá, mamá, mamá….» hasta que su madre le dijo ¿qué? Yo en su lugar creo que me hubiese perforado los tímpanos con un bastoncillo.

Y bueno poca cosa bajo el sol de Sevilla, salvo que estoy deseando que llegue el viernes.

Un saludo

Rallada en el Starbucks

Camino a casa había pensado en un título precioso para este artículo, pero se me ha olvidado, no me acuerdo, no lo recuerdo y eso me revienta.

Hoy quedé con mis AMIGOS para desayunar, de esos que hay pocos y por los que matarías si hiciera falta. Sólo ha faltado uno (teniendo en cuenta que somos 4 pues se ha notado su ausencia)

Al principio todo ha sido genial, nos hemos reído (mucho) y me sentía muy feliz.

Entonces me planteé cómo contarles que hace unos días toqué fondó, que el mundo se me vino encima por una tontería que colmó mi vaso y no supe cómo hacerlo, no quise hacerlo.

Me di cuenta entonces de que estaba escuchando en ese momento la conversación como una espectadora va al cine, y me sentí sola. Sola porque ellos me quieren pero estamos en fases distintas de nuestras vidas, ellos son personas jóvenes normales que si trabajan es para pagarse sus gastos, que no tienen mis preocupaciones. Pero también estamos en fases distintas porque yo he terminado mi carrera y busco trabajo (aunque me haya apuntado al master) y ellos no.

Cuanto más pensaba en esto, más me daba la sensación de estar ausente y más me apetecía que se dieran cuenta de que algo no iba bien, de que aunque sonriera mi esencia estaba en otro lugar.

Al final, no sé como la ralladera ha pasado y he seguido disfrutando de ellos.

Cuando nos hemos despedido me he puesto a pensar que quizás hay una parte de mi que oculto sistemáticamente al mundo, a mis amigos, incluso a los más cercanos. Hay una parte de mi que no dejo que salga (creo) y no sé por qué.

No sé el porqué soy incapaz de contarles muchos de mis sentimientos a mis amigos.

Suéltate el pelo

Hoy me he dado cuenta de que aunque en teoría me encanta llevar el pelo suelto, en la práctica es mentira, siempre lo llevo recogido.

¿Diría Freud que es el reflejo de alguna frustración ¿Será que me reprimo? ¿Por qué pierdo mi tiempo pensando estas memeces…? Ah, la mente humana, qué gran misterio…

Destructora

Asi es mi gata, una pequeña destructora de ojos ambarinos.

El otro día se zampó un filete que había puesto a descongelar, que no escondimos lo suficientemente bien. Oí un ruido y me levanté, cuando llegué a la cocina vi su cara negra relamiéndose y un mini cacho de filete que no había devorado por encontrarse aun bastante congelado. Me miró y la asquerosa hija de satanás se relamió y se puso a acicalarse.

Después descubrí que se había dedicado a hacerle sietes a una de mis faldas preferidas.

A veces me planteo por qué se carga principalmente mi ropa. Por ejemplo a mi gata le encantan las medias, le encanta morderlas y estirarlas y meter sus afiladas uñitas en la ropa. Normalmente no le hace daño a las cosas de algodón… salvo a las mías cuando se le cruzan los cables.

Y ahora andará echada planteando algún tipo de perrería gatuna contra mi, o no. O simplemente, se levante en unos minutos y me busque por la casa y cuando me encuentro saltará a mi regazo y mimosa me exigirá que le haga mimitos.

Dicen que las mascotas se parecen a sus dueños, pero dudo que mi gata tenga dueño

Beatriz y los Cuerpos Celestes

Me lo he leído hoy, (bueno ya me había leído las primeras 60 páginas asi que, me lo he terminado de leer hoy) y debo decir que me ha gustado.

Esta obra (si no me equivoco) ganó el Premio Nadal sobre 1998

Tenía ganas de leer algo de esta mujer (Lucía Etxebarria) porque he visto algunas entrevistas (y leído) que le han hecho y me ha molado, no sé tiene su punto. Me he reído con ella, me ha parecido al menos divertida.

La cuestión es que cotilleando entre los libros de mi jefa encontré este y me lo he leído (aunque aun tengo pendiente el de Saramago)

Me ha gustado, aunque no me parece una obra maestra, es decir, se deja leer, pero no marcará el resto de mi vida. Me gusta como está escrito y me gusta la historia. Además tiene intriga en plan ¿qué pasó en esos diez días de julio? ¿eh? Y te lo va desvelando de manera que al final no te sientes defraudada. Me gusta esta obra porque, para mi, nadie gana y como soy un ser maligno no deseo que nadie sea feliz ni los personajes de una obra

Qué mal se me da escribir reseñas… pero aun asi lo sigo intentando, a ver si con la práctica mejoro.

Un saludo

¿Cuál es el ingrediente secreto para hacer mis pantalones?

Eso es lo que yo me preguntaba hace tiempo y hoy ha venido a mi la solución:

De bizcocho.

No hay otra posibilidad, es la única explicación, ¿cómo es posible que yo termine siempre con lo pantalones empapados hasta las rodillas? Muy sencillo, por el efecto bizcocho, el bajo del pantalón está en contacto con el agua y éste (el pantalón) lo absorbe como si cola cao fuese.

Que paren los cientícos de estudiar, porque yo sola he averiguado la verdad. Ya veo el Nóbel llamando a mi puerta =)

El resultado, del chaparrón que ha caído esta mañana en sevilla es que en casa de mi jefa he tenido que dar gracias al cielo porque no me hacen inspecciones sopresas mis patrones