Léeme los labiosLéeme los labios

Ir al contenido | Ir al menú | Ir a la búsqueda

jueves 18 diciembre 2014

No hay más

A veces tengo la sensación de que todas mis equivocaciones tienen sentido, que he aprendido y que soy mejor persona.

En otras simplemente me doy cuenta que la vida es esto, cagarla a veces, acertar en ocasiones y hacer lo que buenamente se puede.

martes 16 diciembre 2014

Tonterías

La suerte está echada ¿alguien sabe dónde? necesito tumbarme a su lado y que se ponga de mi parte.

lunes 15 diciembre 2014

Puta convvencia (tete)

La convivencia mata el amor. Estoy convencida, nadie me puede hacer cambiar de opinión. El tener que aguantar las gilipolleces, manías y demás mierda de otros seres humanos es agotador. Vivimos con otras personas porque es necesario, pero la soledad tiene sus ventajas.

Una isla desierta, por favor.

jueves 11 diciembre 2014

H-1

Hay gente que es como Atila, rey de los Hunos, y cuando pasan por tu vida acaban con la vida por un largo periodo de tiempo. Si éste fuera un blog de autoayuda ahora hablaríamos de personas tóxicas, de cómo reconocerlas y cómo actuar. Habría metáforas de caminos y cuentos y subuiría podcasts con acento argentino. Por suerte este blog no va de eso. Va de las cosas que deseo vomitar, buenas y malas. De lo que me gusta escuchar, ver o escribir. También es el reflejo de lo que quiero mostrar y de lo que sale a borbotones aunque no quiera y hoy quiero hablar de los hijos de puta (o hijas) que nos destrozan.

No tiene que ser una relación larga, ni siquiera tiene que ser tu pareja, pero hay gente con la que nos quedamos enganchados. Pocas cosas te atan más a una persona que el dolor y el rencor y el no poder decir las cosas (o decirlas y no ser escuchado) La cuestión es que por muy tentador que resulte quedarse ahí, lamiéndonos las heridas no es bueno para nosotros. Decir adiós, a veces, es soltar lastre. Si queremos dejar de recibir calambrazos quizás deberíamos dejar de meter los dedos en el enchufe. Así que os animo, ahora que está a punto de acabar el año y que os alejéis de los enchufes.

miércoles 10 diciembre 2014

Newton

Todo cae por su propio peso, las máscaras, las mentiras, las personas. El problema es que para el que ha sufrido el descrédito de un difamador no es suficiente. ¿Qué más da que ahora se sepa la verdad cuando ya no importa? Por suerte y por desgracia, la satisfacción moral de que se reconozca que una persona mintió, que fue tóxica... no borra el dolor sufrido. Es más, por desgracia, muchas veces queda la duda. La mancha de chocolate que no acaba de quitarse con lejía.

Supongo que cuando la vida te hace daño (mandándote hijos de puta) lo único que queda es buscar un sitio donde recuperarse (si es con ayuda, mejor) y seguir el camino, porque el tiempo no se detiene, por mucho que nosotros nos quedemos encerrados en un momento.

martes 9 diciembre 2014

Si Se Callase El Ruido

Hay pocas cosas igual de bonitas que tu mirada, pero esta canción se acerca

Yo procastino

Soy una vaga de cojones y me cuesta ponerme en marcha, no sé si es falta de motivación o de obsesión pero arrancar no es lo mío.

Hace frío, he dormido mal y estoy hasta el perro de Dorothy (toto) de tener cosas que hacer. Mientras el agua cae por mi aún humedo cuerpo (estoy recién salida de la ducha) os digo "Ave César los vagos que van a hacer cosas desganados te saludan"

Feliz martes.

lunes 8 diciembre 2014

De bien nacidos

Gracias por dejarme escapar, por tu cobardía. Sabes que podría haber sido especial, que podría haberte llegado al corazón. Hubiera sido capaz de hacer reír a tu alma, de curar tus heridas.

Miles de gracias por las coces, por la mala vida, por demostrarme lo poco que te importé, gracias por enseñarme las miserias de la vida. Necesitaba ver la inmundicia de tu alma, necesitaba caer.

Tengo que dar gracias porque no acabé contigo y porque aprendí a valorar a quien te quiere. Porque diciéndote adiós pude decir hola al equilibrio, a la felicidad.

Hasta nunca, cierra la puerta al salir.

Demuestre que no es un robot

Acabo de publicar un comentario en un blog y me pide que demuestre que no soy un robot. Qué cosas ¿cómo se demuestra eso? ¿resolviendo un capchat de esos? yo diría que no y menos en esta época de inteligencias artificiales. ¿Siento lo que siento? ¿puedo creer en mi? ¿en que tengo un corazón? ¿en que mis sentimientos son reales?

Dudar es humano, también confiar y por supuesto sentir. ¿Si fuera un robot se me pondría la piel de gallina cuando me susurrasen al oído? ¿Podría tener miedo? ¿se me partiría el corazón viendo a alguien sufrir? ¿Está abocada la humanidad a dejar de ser humana para ser eficaz? ¿Para consumir más debemos sentir menos?

Releo lo escrito y me cuesta encontrar afirmaciones, son sólo dudas y preguntas. Supongo que es la prueba de que soy humana.

domingo 7 diciembre 2014

Hope

La esperanza es líquida, por eso, cuando te hieren se escapa de tu alma, se escurre y te desengras por dentro.

La esperanza también se puede evaporar y se mueve por el aire, se transmite por esos susurros de amor que te ponen la carne de gallina.

La esperanza es lo que nos hace levantarnos día tras día.

La esperanza nos da fuerzas, a veces, para tolerar lo intolerable y justificar lo injustificable.

La esperanza, ante todo, es humana.

martes 25 noviembre 2014

No, no debería

Hay gente que entra en mi blog preguntándose si cambia algo después de acostarse con una mujer. Mi respuesta es que no, obviamente la conoces más íntimamente, pero eso no la convierte en algo "usado" o en algo de menos valor.

Hoy 25 de noviembre quiero hablar de esto, porque la violencia contra las mujeres no surge después de la lluvia. El hecho de que la valía de una mujer aún se relacione con el número de parejas sexuales que ha tenido no ayuda. Tampoco el que nos vendan que si eres atractuiva no va a haber problemas en tu vida o el control que hay a través de las redes sociales.

Tengo la sensación de que en esta sociedad fría, impersonal, superficial se ha dejado de avanzar hacia la igualdad, detecto ciertos detalles que me aterrorizan. En vez de liberarnos cada vez estamos más oprimidos. Nos hemos quedado en lo superficial, no somos capaces de ir más allá, de rascar un poco. ¿Seremos, en un futuro, capaces de leer más de 140 caracteres? ¿podríamos vivir sin whatsapp y su doble check? ¿sin facebook, para demostrar lo felices que somos? ¿podremos querer a alguien con estrías? ¿sin los dientes perfectos? En un mundo donde la gente con pasta se aumenta las tetas, se saca la grasa y se remodela la vagina ¿hay hueco para el respeto (hacia los demás y uno mismo), la compasión y el amor?

domingo 23 noviembre 2014

¿Qué diría mi madre?

Ayer mi madre hubiera cumplido 65 años y hace 10 años que se murió. Es extraño como pasa el tiempo y cómo nos acostumbramos a las ausencias.

Este verano fue un verano de mierda, por lo poco que escribí lo sabéis, pero recuerdo un viaje en coche donde hablé con mi madre. Obviamente no obtenía respuesta, pero simplemente me desahogué. Preguntaba al cielo y lloriqueaba un poco y por algún motivo que no logro comprender, me sentí mejor.

Por suerte, desde el verano las cosas han ido mejor, yo me siento mejor, más feliz, han pasado cosas buenas y trato de lidiar con las malas. Me gustaría pensar que ese "échame una mano, mamá" sirvió de algo, conmovió al destino, al karma o a Dios.

Sed buenos.

miércoles 22 octubre 2014

A veces...

A veces me sorprendo mirando los escritos de quien me rompió el corazón. No sé si os acordaréis de mi conflictivo final de 2012 y todas las lágrimas que arrastré hasta mediados de 2013. No tengo claro por qué me afectó tanto, pero me hundió en la más profunda de las miserias. Él me buscó, él me conquistó y cuando me tuvo me dejó tirada. No es sólo eso, sino la sensación de que él jamás se percatará del dolor que me causó.

Creo que eso es lo que me impulsa a cotillearle de vez en cuando. No hay rastro de sentimientos, no hay un ápice de interés romántico, objetivamente, no era para mi, pero causó una honda devastación. Me sentí abandonada, sola, no cumplió ni una sola de las promesas que hizo y además no reconoció ni una de las heridas que causó. Si pudiera le hubiera metido en mi piel, para que sintiera, para que comprendiese, pero eso es imposible, como que alguna vez él y yo seamos amigos.

Ahora lo que me queda es ser feliz, con las heridas cerradas y una canción que me acompaña y hace brotar sonrisas "Ojos Color Sol"

Yo a Boston y a Chicago

Pues sí queridos lectores, me voy a las Américas , de nuevo y más acojonada que nunca. Ains ¿por qué me meteré yo en estos berenjenales? Encima me voy a gastar un dinero que debería ahorrar. De todas formas intento ser positiva y pensar que la vida son momentos y experiencias y esta lo va a ser.

Quería irme a las Fiji (otro año será) y aprovechando que tengo el ESTA y que dicen que el frío adelgaza he decidido ir a comer cosas insanas, a pasear y disfrutar de Halloween. Pero tengo miedo, mucho, estoy en un estado de acojonamiento. Ahora me arrepiento de todo, de haber comprado los billetes, de haber reservado y de querer ir. Si pudiera me quedaba en casa, me siento tan falta de litio.

Rezad por mi :(

jueves 16 octubre 2014

Marea Roja

No debería ir de compras estando con la regla y más gorda, ahora siento deseos de autolesionarme.