Viajar a Japón implica asumir muchas horas de vuelo y eso que ahora está mejor comunicado. En mi caso fui desde mi ciudad a Madrid, de allí a Doha y por último Tokyo. La ida más o menos la sobrellevé, pero la vuelta fue una auténtica tortura, el Doha Tokyo son 10 horas, el Tokyo Doha 12.

He de decir que Qatar Airways tiene buenos aviones, espacio entre asientos, entretenimiento y buen servicio, aún así yo tuve mis remordimientos al usarla (soy de las que opininan que estos estados Qatar, Emiratos Árabes) financian el wahabismo y a Isis. En un primer momento iba a volar hasta Londres con Iberia y luego a Tokyo con la Japan Airlines, pero el billete subió en el último momento. Para los interesados el Madrid - Tokyo - Madrid me salió por 488€.

Si estás pensando en viajar a Japón yo tengo una serie de recomendaciones.

Primera compra una tarjeta de datos para el móvil. Los japoneses hablan muy poco inglés, las calles (muchas) no tienen nombre y si lo tienen no te vas a enterar de una mierda. La tarjeta me salió por 32€ al cambio para 14 días y fue una gran inversión.

Segunda analiza qué vas a hacer. En mi caso me moví dentro de Japón, a mi me salía rentable pillar la Japan Rail Pass. Yo fui a Kyoto y desde allí a Nara, Mijayima, Osaka y Hakone. La Japan cuesta una pasta pero te ahorra una pasta en desplazamientos. Importantísimo, sólo se puede comprar fuera de Japón.

Tercera, las entradas del museo Ghibli vuelan. Salen a tres meses vista, se pueden comprar desde España y es una visita que yo recomiendo. Si vas con niños a ellos les dejan entrar en el Gatobus (casi me muero de la envidia)

Cuarta, asume que los japoneses no están todo el día comiendo sushi. Estaría bien que también te concienciases de que su sushi no tiene por qué ser igual que el nuestro, habrá pescados nuevos y diferentes con texturas sorprendentes. Relacionado con comida, pruébalo todo, aunque luego lo tengas que tirar a la basura. Hay una foto mía en la que se ve el preciso momento donde le doy un bocado a una cosa repugnante. He probado todas las bebidas raras y todas las comidas que me han apetecido. Me aficioné muchísimo al té matcha, era uno de mis vicios. Del 7/11 destaco una especie de crepe con queso y jamón york, me salvó alguna cena. Si no queréis gastar mucho dinero en el desayuno en el 7/11 también suele haber una oferta. Café repugnante y un donut.

Quinta, disfruta mucho, Japón es diferente y va a haber un choque cultural, pero vívelo con intensidad y gasta. Me arrepiento de no haber comprado más chuminadas, más cosas de Kitty, más peluches, más todo.

Un saludo desde mi ciudad sin tazas de wc calentitas.