COmo ya sabéis (algunos) tengo un gato que se llama Peque no es un nombre especialmente original ni nada pero se lo puso mi hermana (¿qué más puedo decir?) Al gato le debe de parecer super horrendo su nombre, porque no hace ni el más mínimo caso, ni a peque, ni el típico siseo que se utiliza para que venga, ni a "gordo" ni nada de nada. Mi gato es un pasota, de los pasotas de toda la vida. Sólo hay una cosa que le saca de su abstracción: la comida.

Si pudierais verle dando cabezazos al comedero de comida seca para que caiga algo más pensaríais que es que no le damos de comer, nada más lejos de la realidad; mi gato debe de tener un trauma con la comida. Es glotón hasta decir basta, pero no es sólo eso, es que le estresa ver el comedero con "poca" comida asi que o bien te llora para que caiga más o bien le da, como ya he dicho cabezazos.

Peque es atípico, le dan miedo las alturas, carece un verdadero instinto cazador (cuando quiere atrapar una mosca utiliza la técnica de maullarnos para que se la cacemos nosotras) y tiene alma de aspiradora (se come las pelusas)

Este gato tan desastroso es el ojito derecho de mi sister y no se lo contéis a nadie pero a mi me encanta, lo que sucede es que no quiero que mi gata se ponga celosona