Hoy una compañera y yo hemos hecho una exposición en clase. Hemos puesto un dvd y lo hemos pasado fatal.

Hemos trabajado duro, nos lo hemos currado para que nadie (salvo una chica) hablase en el debate. Me he enfadado porque lo hemos hecho bien y no ha servido para nada. Lo de discurrir, pensar, meditar... no va bien. Sólo va bien la transparencia y la clase magistral.

No e extraña que las pedagogas tengamos mala fama visto lo que he visto hoy.