De juzgar y tal

La gente aficionada a los comics y manga a veces tenemos problemas porque se nos juzga desde el desconocimiento. «Los dibujitos esos son para niños», «el manga es sólo violencia» y podría seguir asi mucho tiempo.

Opino que la gente debería poder tener sus aficiones sin que nadie le juzgase. Digamos que para algunas personas ser aficionado al manga, jugar al rol o leer comics es malo, o significa que eres tal o cual persona. Eso está mal, ¿pero por qué me da la sensación de que cada vez más aficionados al manga lo hacen con otras aficiones?

¿Es una impresión mía o es asi? Si no son imaginaciones mías diré que parece vergonzoso que hagamos a los demás lo que no nos gusta que nos hagan a nosotros.

Si la gente quiere ver culebrones y cotilleos que los vea. ¿Quién soy yo para juzgar las aficiones de nadie?

Un comentario sobre «De juzgar y tal»

  • mistergrajams dice:

    Pues sí, creo que tienes cierta razón. A mi entender hay un cierto sector de los aficionados al manga o al anime que son demasiado intransigentes con cosas que no se incluyen en el círculo de sus aficiones. Es gente radical que a veces raya el fetichismo. Pero me imagino que es una cuestión de inmadurez o falta de personalidad quizá. En cualquier caso es algo que pasa en todos sitios y en todos los grupos. Deberíamos tener una mente abierta y disfrutar de la gran oferta cultural que tenemos a nuestra disposición sin fijarnos demasiado en el país de procedencia o el supuesto nivel intelectual de cada afición. Un saludo.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Puedes usar estas etiquetas y atributos HTML:

<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

*

code