La otra.

Si el 2009 fue el año en que toqué fondo, el 2010 el de la estabilidad y el 2011 el de la soltería, el 2012 está siendo el año de los tios con novia.

¿Por qué? ¿Tengo un halo de guarra que hace que los hombres con pareja sientan deseo de meterme de todo menos miedo? ¿es la colonia? ¿Es mi simpatía intrínseca? ¿es que mi generación está perdida y sólo hay golferío? La verdad es que intento no pensar mucho en ello, aunque últimamente esté un poco monotemática, pero es que la gente me descoloca. No comprendo por qué la gente tiene pareja si lo que quiere es tirarse a otra persona y no, no me halaga que a la que se quieran tirar sea a mi.

Será que llevo mucho tiempo soltera y a lo mejor idealizo lo que es la vida en pareja, pero me imagino estando con alguien a quien quiero, que me gusta y a la que deseo. A veces pienso en tener pareja y me da vértigo. La idea de querer a alguien con toda mi alma, mientras ese alguien se dedica a follarse a todo lo que puede me angustia.

A veces deseo no enamorarme jamás con tal de no sufrir.

Un comentario sobre «La otra.»

  • Creo que en ese aspecto soy muy parecido a tí; si tengo pareja, la posibilidad de tener sepso con otra persona (sin que esté ella presente) diréctamente es que no me aparece en el menú de opciones… Pero vamos, el problema está en los otros que quieren entrarte (en el sentido más literal del término) no en tí…

    Enlazándolo con el hilo anterior, se te acercan porque "Tú eres todo lo que ellas nunca serán" ;-). Y no, no es para que te sientas halagada, pero al menos disfruta del mensaje (que no del mensajero) 😉

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Puedes usar estas etiquetas y atributos HTML:

<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

*

code