A taza muerta, taza puesta

Mi tacita de Pucca comprada en París ha muerto, de un golpe que le he dado accidentalmente yo, asi que me voy a gastar los euros en comprarme una igual por ebay y además de una tienda frances.

Algo me pasa, no sé qué es, pero ando de capita caída. Voy a meterme debajo del nórdico y ya saldré un día de estos (ah, no, que tengo que trabajar)

0 comentarios sobre “A taza muerta, taza puesta

  • Lamento lo de la taza, pero al menos es algo que se puede reponer con cierta facilidad… nosotros ya llevamos al menos tres roturas irreparables… 🙂

    Y lo otro… pues debe ser la cercanía de la navidad, que al menos a mí me deja bipolar perdido… :-/

  • Qué lástima que tengas que trabajar y no poder quedarte envuelta en el edredón… aunque… mirado de otra forma, tienes un motivo para levantar el culo de la cama y ponerte las pilas (aunque sea trabajo). Hay días que necesitamos de una excusa para ponernos en marcha.

    Besos.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Puedes usar estas etiquetas y atributos HTML:

<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

*

code