El duro momento de las compras

El peor momento para una mujer acomplejada con su cuerpo (como yo) es cuando te encierras en el probador con todas tus lorzas al aire. Ese momento en el que te ves en todo tu esplendor, te observas con todos tus defectos, te giras intentado encontrar un ángulo amigo y sólo encuentras defectos y más defectos.

Esto lo pensaba el otro día mientras me miraba en un probador de h&m con aire decepcionada, mientras desechaba una falda vaquera y dudaba con una camisa.

Supongo que es el peor momento porque estás ahí, desnuda, de cuerpo entero, mirando ropa, que además la mitad no te gusta y te miras con ojos escrutadores mientras te planteas si el problema eres tú o la ropa.

0 comentarios sobre “El duro momento de las compras

  • Además no sé q clase de espejos ponen, pero yo no me veo como en casa!
    De todas maneras tienes q intentar sentirte a gusto cntg misma, q le den a ls espejos y a la gente!

  • Como dice Ojizarka, a veces pienso que los espejos están algo trucados; o los de las tiendas o los de casa, claro 🙂

    Y supongo que tener algo de complejo en el cuerpo no ayuda… yo como se me ha demostrado empíricamente que estoy gordo (un nivel por encima de "obeso" :D), pues eso ayuda a pasar algo del tema, pero no estoy de acuerdo con´tu última frase. Cuando acompaño a mi Dama a comprar ropa y se mete en el probador, y está allí, desnuda, de cuerpo entero, mirando ropa, para mí <b>ES</b> el mejor momento ;-))))

  • Me temo que ese momento lo tememos todos, estemos orgullosos de nuestro cuerpo o no. Yo creo que es la luz de fluorescente que ponen, que te saca hasta el ultimo defecto!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Puedes usar estas etiquetas y atributos HTML:

<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

*

code