Defectos

El ser humano en general, y yo en particular, tiene uno de los peores defectos, que es que sólo aprendemos a base de dolor y sufrimiento.

Bueno, sólo a base de palos no aprendemos, pero si que es uno de nuestros pilares. ¿Cuántas veces hemos tenido que salir escarmentados para aprender una valiosa lección?

Yo no sé si la lección la he aprendido, pero el palo me lo he llevado. Ahora mismo a mi alrededor hay una conjura en la que se me dice que corren rumores acerca de mi, rumores que no me especifican, pero que por lo que se insinua, son mentira.

Ante esta situación tengo dos opciones, una montar un pitote tal que salgamos en las noticias o una segunda que es pasar.

Personalmente creo que voy a optar por la segunda ¿los motivos? No creo que merezcan ni el tiempo que les estoy dedicando al escribir este artículo. No son amigos íntimos, eran personas que me caían muy bien y alguna en la que confiaba, pero no creo que haya que darle más vueltas. El tiempo pone a las personas en su sitio y para mi ya hay dos personas que han caido por su propio peso.

No voy a negar que ando encabronada, más que nada por mi propia estupidez, pero ahora en mi vida tengo otros objetivos, y no voy a permitir que ciertas tonterias me hagan estar mal.

Yo soy la típica persona que se ahoga en un vaso de agua, que le da mucha importancia a cosas que no la tienen, bueno pues es hora de parar.

Hasta aqui hemos llegado, no le voy a dedicar ni un minuto más de mi vida ni a este tema, y procuraré a partir de ahora darle la importancia justa a las cosas.

Saludos

0 comentarios sobre “Defectos

  • Conozco la situación de mi propio pasado, lo que no quiere decir que yo fuese siempre un santo, pero sí que muchas veces hubo cosas injustas en mi vida. La verdad es que al final, cuando pase bastante tiempo las cosas estarán en su sitio, la paja en el pajar, el trigo en el trigal. De estos vientos podrás conocer quien es quien, y los valoraras y trataras según juzgues que debas hacerlo, eso será cosa tuya. Entretanto, por consejo propio, te recomiendo que no dejes que se apropien de tu mente saturándote con mierdas de quien dijo que, quien hizo que, y tú en el huracán. Mantente en la brisa, todo vendrá cuando venga. Un beso de apoyo, Eriwen.

  • Buen consejo el de arriba. Ahí va el mío:

    Tómate tu tiempo para digerirlo.

    Piensa que es como cuando suspendes un examen; pero no te niegues los pequeños grandes placeres de la vida como desahogarte con quien puedas hacerlo, salir a hablar a alguna terraza y, en definitiva evadirte.

    Al menos ya ves la puerta para conseguirlo. Ahora solo queda atravesarla poquito a poco.

  • Como aquí ya se ha dicho mucho y bueno, y no quieres dedicar un minuto mas a esto, tan solo una última observación, que a mí me sirvió en su momento.

    Búrlate. Cuando oigas ese rumor, ríete preguntando a quién se le ha ocurrido semejante memez. Y lamenta humilde la lástima que produce quien haya iniciado ese rumor y sus motivos, ya que con el tiempo será la victima del rumor "el/ella fue quien dijo eso de…"

    Y hala, a disfrutar. La indiferencia es un gran arma 😉

  • Bueno.. de mi se dice que llego tarde, y creo que es cierto, ja, ja, jaaa

    También se dicen un montón más de burradas, y tal vez las peores que podrían decirse, xq son ciertas, son las que nadie conoce.

    Tómatelo con calma.
    Yo me he llevado algunos palos pero sigo sin aprender, sigo ahogándome en un vaso de agua, pequeño, y estresándome a mil por cualquier nimiedad.

    Lo que sí he aprendido es a reirme.
    A reirme fuerte y a que mis carcajadas acallen a los necios.
    A decirla más gorda que el más exagerado.
    A agobiarme YO SOLITA, no cuando los demás quieran.

    Besotes!!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Puedes usar estas etiquetas y atributos HTML:

<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

*

code