Y de repente el pasado

Te levantas como siempre, y con el pelo revuelto te encaminas a enfrentarte a un día normal y algo, una foto, un caramelo te devuelve al pasado y vuelves a ser la niña vulnerable. Tus defensas han caido.

Que alguien llame al Séptimo de Caballería

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Puedes usar estas etiquetas y atributos HTML:

<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

*

code