Que mala pata

Estoy en un estado semidepresivo ocasionado por una escayola que tiene como fin que se me cure la fractura oblicua del quinto ¿metacarpo? ¿metacarpiano? ¿metatiano?

El primer día en en Florencia después de una velada maravillosa me caí, me golpeé contra un adoquín y me hice mucho daño. Eso no importó porque durante dos días estuve caminando con el pie amoratado e hinchado por toda Italia (toda toda, no, Florencia, Siena y Pisa) Cuando llegué a Sevilla fui a urgencias, no porque pensase que tenía nada roto, sino porque un amigo me había metido miedo. Asi que me duché, me puse mis vaqueros y me presenté en el Virgen del Rocío, donde me dijeron sin tardar mucho que tenía algo roto, que me iban a escayolar hasta la rodilla y que tenía que pincharme eparina todos los días en la barriga.

De puta madre. Mientras intentaba no lloriquear y pensar en un plan para trabajar escayolada me condujeron a la sala donde me iban a poner el yeso en mi patita y ahi me pidieron que me quitara los vaqueros. ¿Cómo iba a volver a mi casa con un pijama de estos verdes? Asi que llamé a mi hermana que se echó a reír (risa nerviosa según ella) lo que provocó en mi que me echara a llorar mientras decía «estoy intentando no llorar por favor no te rías» Tras el incidente y un compromiso por parte de mi sangre en venir a buscarme me tranquilicé y asi he pasado una semana con la pierna regular y además mocos.

Que hasta el coño estoy. Lo siento niños, pero estoy harta. Caminaba mejor con el pie roto, me costaba menos que pelearme con las puñeteras muletas. Ducharme es un suplicio, tengo que pedir ayuda y subir las escaleras que van de mi portal a mi ascensor es un turrón. No tengo paciencia, lo admito y además pienso cosas y me encantaría decirlas, pero no son apropiadas porque prácticamente cada cosa que digo es porque tengo mucho tiempo libre para pensar y eso las invalida.

Me dedico a ver series y pelis pero la verdad es que mientras empiezo a convertirme en una pelota por comer y moverme poco lo único que me consuela es que en España no es fácil conseguir armas porque entonces la liaría super parda…

Me pregunto si la persona que ama que le manden postales, me mandará una a mi después de su último viaje.

0 comentarios sobre “Que mala pata

  • Joer!!! Ya siento tus desventuras, niña… que faena :-(. Quitando la última frase, que parece "dedicada", vaya fin de viaje que has tenido :-/ Solo puedo desearte que las semanas de escayola se te pasen lo antes posible. Un abrazo…

  • Veo q no soy la única q esta pasando por una mala racha 🙁
    Tú piensa q es eso, una racha de mierda, pero pasará y si esto es malo, luego viene algo bueno, seguro seguro!! tengo una amiga q me dice q después del año q llevo me tiene q tocar la loteria, quién sabe!! yo con dejar de tener disgustos me conformo.
    Mucho ánimo Eri, sé q hace días q ando desaparecida, pero es lo q te digo: mala racha, poco tiempo, mucha faena (mal pagada obviamente) y cero inspiración, es lo q tienen.
    Y lo d las muletas, ya verás como le coges el tranquillo! yo llevé un tiempo escayola y al principio era horroso, pero luego iba cmo las balas!

  • Ojizarka, ánimo igualmente. Hay que aprovechar estas rachas de "desconexión" para reorganizarse y recuperar fuerzas; entonces volverán las ganas de aporrear teclas a la brava. Si lo sabré yo que he pasado bastantes de esas… 😉

    Como dice un refrán chino: "Esto, también, pasará"

  • Hola mis niños fieles. No hay mal que cien años dure ni cuerpo que lo aguante. Me gustaría decir que he reorganizado mis pensamientos y que soy un espíritu zen pero estos días de baja han servido para que vea series. Poco más. Soy un desastre pero los desastres también somos tiernos.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Puedes usar estas etiquetas y atributos HTML:

<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

*

code