Nigeria: The End

Pues eso que ya estoy en España, cansada como un perro después de casi un día de viaje.

Nigeria me ha sorprendido, a veces para bien, a veces para mal. ¿Cosas que he odiado? Las mujeres que te cachean en el aeropuerto y el que hasta por dar los buenos días esperen una propina. Lo que me ha gustado es que no he pasado miedo. Me explico, tras leer lo que distintas embajadas decían estaba casi convencida de que iba a ser secuestrada/asesinada. Lo cierto y ello es que he salido con una compi las dos solas y no nos ha pasado nada. Es cierto que yo estaba en Calabar (Cross River State) pero bueno, todo ha sido muy tranquilo y me alegro.

Lagos (lo poco que he visto de ella) me ha parecido caótica, contaminada y el paraíso de los conductores kamikazes. Calabar es una ciudad pueblo (ciudad por lo grande, lo poblada y pueblo por todo el verde) con un montón de escuelas y de iglesias (he ido a una) con muchísimos niños vestidos con uniformes coloridos y bellísimas mujeres con trajes típicos. Me han encatado los restaurantes de cómida rápida que mezclan comida típica nigeriana (arroz con moi moi por ejemplo) con hamburguesas y salchichas.

Prometo dar más detalles y subir más fotos pero más adelante =)

Un cansado saludo

0 comentarios sobre “Nigeria: The End

  • Soundtrack dice:

    ¿Sabes qué? Esta experiencia ya no te la podrá quitar nadie 😉

    Ahora a descansar un poco, y luego a ponernos al día 🙂

    PD: ¿Conseguiste hacer fotos? ¿No habías dejado la cámara en casa?

  • Bienvenida!
    Como dice soundtrack, la experiencia no la quita nadie y seguro que te va servir.
    Ahora a recuperar energías y ya nos contaras algo mas.
    Un beso

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Puedes usar estas etiquetas y atributos HTML:

<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

*

code