Y llegó el lunes

Sé que la semana pasada fui una niña mala y actualicé poco, pero es que llevo unas semanas con mucho trabajo.

Hoy he conocido a unas mujeres fantásticas que hacen un gran trabajo y creo que son un ejemplo a seguir. Le cambian la vida a muchas persona, trabajan por la igualdad de género, porque niñas de países en desarrollo tengan la posibilidad de educarse y de trabajar.

Lo que pasa es que algo me falla en el discurso. Las mujeres que hablan de salir de las cuatro paredes, como si criar a los hijos fuese malo. El ámbito de lo privado está devaluado, sólo sirve lo que se hace en el ámbito público. Si las madres no se hubiesen ocupado de los niños y niñas, de los abuelos y abuelas ¿la sociedad como sería ahora? ¿Nadie se lo plantea? ¿Nadie se plantea que es lícito que un hombre o una mujer se queden en casa para cuidar de su familia? ¿y que no es malo? En estos momentos siempre me acuerdo del tema de la renta básica.

La verdad es que hoy he ido a otra provincia andaluza con estas mujeres y ahora mismo me siento bastante cansada. Os dejo con más interrogante que ideas. Un saludo

0 comentarios sobre “Y llegó el lunes

  • La verdad es que es un tema que me he planteado mas de una vez, la igualdad es que trabajen hombres y mujeres y que a la los niños los atienda…

    Television
    Empleada del hogar
    Abuelos (de haberlos)
    otros
    Y solo de manera marginal los padres.

    Lo que en realidad me pregunto es que si no habra algo de engaño, en que hace 20 años trabajase solo uno de los progenitores (si en la mayoria de los casos el varon) y el otro se encargase de la educacion/cuidado de los niños. Si de alguna manera la legitima aspiracion de la igualdad no habra sido corropida en el altar de la "productividad". Mucho me temo que pagaremos el que las generaciones actuales y me imagino que las proximas tambien no hayan tenido mas tiempo a sus padres con ellos, un pensamiento nada esperanzador.

  • Vuelven los comentarios!! Que bien!!! 🙂

    En este aspecto, creo que la verdadera igualdad consistiría en trabajar cuatro horas cada uno de los padres, para que la suma fuese una jornada laboral de ocho, y así tener perfectamente acompañados a los hijos. Eso, si y solo si ambos padres quieren trabajar, si voluntariamente uno decide quedarse de amo de casa, pues perfecto.

    Aunque también puede tener algo que ver la pereza que da tener un hijo, la verdad, con lo a gusto que se está yendo al cine o al macdonadls…. 😛

  • Que raro…. el Reader me dice que hay una entrada posterior a esta, una entrada en la que quería dejarte algún comentario de los míos… Sin embargo desde aquí no aparece :-?…

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Puedes usar estas etiquetas y atributos HTML:

<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

*

code