Jueves Santo

Hoy la primavera inundaba Sevilla, niños, jóvenes y mayores han estado invadiendo las calles, de una Sevilla que era todo luz.

Mi hermana, mi prima y yo sentadas en un banco, tomando el sol hemos disfrutado de esa pereza que viene provocada por comer demasiado (me encanta la comida japonesa) hemos aprovechado al máximo la alegría de no tener prisa, y de ver como el tiempo pasaba y las gentes transitaban.

Sevilla es diferente, su forma de vivir la Semana Santa también. Quizás algún día sea capaz de disfrutarla, mientras tanto disfruto de mi familia.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Puedes usar estas etiquetas y atributos HTML:

<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

*

code