Los taxistas de París son unos hijos de… (menos el que me cogió)

Ayer pasé una noche «interesante»

Lo entrecomillo porque aunque hubo momentos geniales y super divertidos y me reí muchísimo con Chelo, Chema, Jano, Blanca y Víctor hubo momentos que me sacaron de mis casillas.

Lo peor fue cuando a las 3 de la madrugada, medio muerta y con un dolor de pies increíble empiezo a vislumbrar la odisea que va a ser pillar un taxi.

En París tú no coges un taxi, el taxi te elige a ti… Y no es coña, hasta tres taxis pasaron de nuestro holjaldre después de parar, asi que imaginaos la de taxis vacios que pasaron por mis enfermos ojos…

No sé odié anoche odié con todas mis fuerzas al gremio de los taxistas, y os lo contaría con detalle pero es que estoy como medio muerta.

Un saludo

Un comentario sobre «Los taxistas de París son unos hijos de… (menos el que me cogió)»

  • ¡Hola! Devolución de tu visita a mi blog. Gracias por el comentario. La infortunada protagonista del incidente ha dado su permiso a que se difundan su aventura asi que eres de libre de hacerlo. Un saludo.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Puedes usar estas etiquetas y atributos HTML:

<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

*

code