Esta mañana

Una amiga me ha dicho que quiere ser una golfa.

Me he conectado al messenger y me ha contado muchas cosas ya que hacía mucho que no háblabamos y entre su galimatías de novio, trabajo, estudios me ha dicho «Quiero ser una golfa»

La realidad es que me ha pillado desprevenida no me lo esperaba de ella, tan dulce, tan inocentona…

Y entonces me he puesto a pensar ¿por qué quiere ser una golfa? Y aqui es donde expongo mi teoría.

Quiere llenar un agujero (no físico, guarretes) en su alma hay un agujero negro, que absorbe todo lo que hay, por eso se compra objetos poco útiles, por eso desafasa tanto los fines de semana (con dos «casi» comas etílicos) porque no sabe cómo tapar ese agujero que se está llevando sus ganas de vivir.

Lo que no sabe es que ese agujero sólo se cierra con amor. Es una cicatriz que le pide amor para dejar de sangrar. Amor no eogista, no posesiva. Amor comprensivo, incondicional. Amor de verdad al fin y al cabo

0 comentarios sobre “Esta mañana

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Puedes usar estas etiquetas y atributos HTML:

<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

*

code