Elementos

Hace eones fui aire y soplé para alejar tus malos pensamientos.

Hubo en tiempo en que fui mar y te mecí para que pudieras dormir.

No hace tanto fui tierra para que tuvieras un lugar donde anclar tus sueños.

Nunca llegué a ser el fuego donde te abrasaste.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Puedes usar estas etiquetas y atributos HTML:

<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

*

code