Drops

Me convierto en líquida, pero no en agua.

Me convierto en algo pegajoso, en algo espeso que se pega a tus entrañas…

Poco a poco me voy deslizando y me arrastro por el suelo hasta que goteo en la alcantarilla más cercana.

Intento imaginar cómo sería mi cuerpo sin consistencia, cómo sería ser gelatinosa y me planteo si sufriría o si sería el fin del dolor.

Respiro y soy consciente del aire que entra en mis pulmones y me llena, para, cuando espiro, notar cómo se escapa mi vida, bocanada a bocanada

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Puedes usar estas etiquetas y atributos HTML:

<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

*

code