Fuego

Vueltas y vueltas en la cama vacía, son las dos de la madrugada y no consigo dormir.

Hace horas que te escribí un mensaje diciéndote que hoy no me pusieras a prueba porque no iba a ser capaz de decir que no.

Y no he sabido nada de ti.

Me queman las entrañas y tengo palpitaciones y la piel me arde, no hago nada más que imaginarme tórridas escenas de sexo…

No quiero consolarme sola, quiero un hombre, te quiero a ti, quiero que me domines.

¿Dónde estás? ¿Por qué no contestas? ¿Cómo apagar este fuego?

0 comentarios sobre “Fuego

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Puedes usar estas etiquetas y atributos HTML:

<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

*

code