Jirones

Pues he escrito una escena asi como guarrilla, pero no tiene ni principio ni final, asi que doy permiso para que quien quiera la incluya donde quiera. Lo único que pido es ver el resultado final.

Besos

Me sorprendí, cuando me di cuenta de que estaba entre la pared y tu cuerpo.

Estábamos tan cerca, que tu olor me embargaba y sentir tu respiración me enloquecía.

Agarraste mi pelo y me comiste la boca, no fue un beso, fue una declaración de intenciones, iba a ser tuya, no había escapatoria, mi único destino era tu cuerpo.

Te separaste un momento de mi, quizás, para ver en mis ojos si me había rendido a ti y cuando comprobaste que aceptaba mi destino, me besaste. Me besaste de una manera absolutamente estimulante y te pegaste a mi. ¿Y yo? Yo sólo podía pensar en no gemir, en no jadear, en mantener el control. Control que perdí cuando de una manera pasmosamente sencilla cogiste y desgarraste mi camiseta hasta convertirla en jirones.

Entonces esas manos poderosas, que eran capaces de destruir, hicieron que me estremeciera de placer, esas manos, acariciaron mi piel dulcemente, como si fueran gotas de rocio sobre una flor.

No sé en qué momento me despojaste de mi sujetador, sólo sé que no deseaba que te despegaras de mi cuerpo.

No podía pensar, no podía hacer nada, sólo sentía. Sentía tus manos arremangando mi falda, tu boca apresando mi pezón, tu boca en mi cuello, tu mano entre mis piernas…. Tu boca, tu mano… al fin y al cabo tú.

0 comentarios sobre “Jirones

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Puedes usar estas etiquetas y atributos HTML:

<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

*

code