Diógenes Arquitectónico

Cuando pensamos en el síndrome de Diógenes siepre nos quedamos con la imagen de ese anciano acumulando objetos y basuras pero es más (como casi todo en esta vida)

Cuando estaba a punto de aterrizar en Madrid (había salido de Miami) comparé el mapa de las ciudades americanas con las españolas. Obviamente las americanas al ser nuevas son rectas perfectas, cuadraditos maravillosos y sencillos mientras que las españolas son centros que se han ido ampliando y entonces lo pensé ¿y si nos aferramos a edificios como el anciano se aferra a su basura? El edificio cumplió su función, es bonito pero está viejo, ya no sirve pero nos empeñamos, no queremos perderlo, como si derribarlo nos arrebatara nuestra historia. Si mañana hubiera un terremoto y todas las catedrales de España se cayesen seguiríamos siendo España, y nos habría pasado lo que nos pasó y se lo podríamos contar a nuestros nietos y habría fotos y vídeos.

¿Por qué está bien que obliguemos a la gente a tirar su basura, su historia personal en aras de la salubridad pero está mal que tiremos edificios en aras de la eficiencia?

No digo que haya que hacer una cosa o la otra, simplemente pregunto ¿por qué?

0 comentarios sobre “Diógenes Arquitectónico

  • Pero una catedral no es solo una cosa, es la historia de Espanha, no pertenece a una persona sino a todo el mundo. El centro de Sevilla cambiaría radicalmente si derribaran la catedral, los alcázares y la Giralda para poner un modernísimo rascacielos. Y perderíamos toda traza de que Sevilla fue alguna vez una ciudad a la que enriquecieron muchas culturas. Es sólo un ejemplo. No son sólo cosas, son símbolos.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Puedes usar estas etiquetas y atributos HTML:

<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

*

code