Bye bye

Diciembre es el mes de la ilusión en los niños, pero sobretodo es el mes de las comidas de cabeza, de echar de menos, de los agobios y de darte cuenta de que ha pasado un año y no has hecho ni la cuarta parte de las cosas que te has propuesto.

Sabéis que tengo razón, que digo verdades como puños y que el tiempo vuela, se escapa, se pierde como la línea. Siento un hormigueo por el cuerpo y es de emoción, porque he sobrevivido un año más.

No ha sido un mal año, ha sido raruno y eso que es feo. No es que sea supersticiosa pero 2013… suena feo. Mis manías y yo, qué «mijitas» soy, qué «pejiguera» qué expresiva.

Pequeño 2013, gracias por la visita, pero tengo ganas de que llegue el 2014.

0 comentarios sobre “Bye bye

  • Yo siempre hago balance en diciembre, este año además lo he hecho por meses, o más que hacer balance por meses, me he dedicado a buscar algo bonito de cada mes, y así puedo decir que no ha sido un año del todo malo 🙂

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Puedes usar estas etiquetas y atributos HTML:

<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

*

code