156

Esos son los días, que faltan para que cumpla 30 años.

He decidido hacer una cuenta regresiva en mi agenda (la que me he comprado hoy) para que quizás viendo como se escapan los días me dé cuenta de que cada día es único e irrepetible y que hay que esforzarse porque sea maravilloso. A mi mente viene eso de: «Romero, romero, romero, que salga lo malo y entre lo bueno.»

Hay que abrir el corazón y la mente a lo bueno, a la alegría y porque como dicen en «El Señor de los Anillos» uno no elige las cartas pero sí cómo jugarlas.

Hoy es aún miércoles, el viernes me reincorporo al trabajo y mi gata sigue viva tras superar dos paros cardiacos mientras la operaban el lunes. Podría ser mejor, por supuesto, pero también peor. Es lo que es y lo asumo.

2 respuestas a «156»

  1. Joer, tras leer lo de la gata me he quedado un poco de piedra! ¿Pero ha salido bien? Quiero decir, tendrá su postoperatorio y demás, pero ¿sin mayoers secuelas?… Pues eso es lo que hay que tener presente…

    Y aun estando de acuerdo en lo de Carpe Diem que creo entender en tu texto, personalmente creo que lo del calendario hacia atrás, el tener un control del tiempo que falta para que algo suceda, sería contraproducente para este principio. El día de hoy hay que vivirlo de la forma que mejor puedas recordarlo, sin importar si es el día 150 o el 78. A ese día en particular no le importa eso.

    Ahora, que si con ese método tu te sientes mejor contigo misma y tus circunstancias, pues ole y adelante, eso sí. Y que tu reincorporación sea magnífica, shiquilla! 😉

  2. Buena filosofía la de aprovechar cada día xq es único e irrepetible, yo este año tb me he puesto las pilas en ese aspecto y seguramente no lo consiga siempre, pero de momento estoy contenta con los resultados.
    Pobre de tu gata, ya la puedes mimar bn!! muaaa*

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

code