"Por ser tan mala que te recojan con pala" Estas hermosas palabras son de la canción que da título al artículo. El sábado oí la susodicha melodía en una discoteca y debo decir que no me disgustó, se podría decir que me encantó hasta que en mi casa me dediqué a escucharla con atención. ¿Semejante frase no es violencia de género? y lo peor de todo es que si no te fijas tarareas una cosa horrible. ¿Dónde están los límites? ¿acaso exagero? ¿será que todo ha de ser políticamente correcto? ¿habría revuelo en mi mente si una cantante femenina desease la muerte a un cabrón?. Os dejo la canción para que decidáis.