A ver, sí, yo, escucho a Aril Lavigne. Sabía que era comercial y todo eso, pero es que se ha convertido en lo que se ve en el vídeo que voy a colgar, en una rubia popera más.

Leer el resto del artículo