Léeme los labiosLéeme los labios

Ir al contenido | Ir al menú | Ir a la búsqueda

lunes 25 mayo 2015

25 M

Pues aquí estoy intentando hacer un sesudo análisis del 24M y me cuesta, quizás porque no soy sesuda. Sinceramente me toca la pepitilla que el PP no haya perdido más votos, no tanto a nivel municipal, donde creo que se vota más a la persona que a las siglas, sino a nivel autonómico.

Yo no sé si las cosas irán a mejor o peor. Tengo poca fe en tripartitos (experiencias como la catalana hacen que me plantee que con tres partidos hay más bocas agradecidas que alimentar) pero creo que es hora de que se intenten hacer las cosas de otra manera. Auguro grandes decepciones porque tengo la sensación de que el votante español lo que hace es castigar. Como me enfado con el PSOE, voto al PP; cuando me enfado con el PP y el PSOE le doy una oportunidad a partidos emergentes.

Estoy expectante y quiero ver a dónde nos lleva todo esto.

jueves 21 mayo 2015

No quiero darme de alta

Hola queridos lectores (quedan pocos pero sé que estáis ahí) como sabéis (o no, que yo no exijo fidelidad) tuve un accidente de tráfico hace unas semanas y a consecuencia de ello estoy con un latigazo cervical y de baja. Se da la circunstancia que hace unas semanas descubrí que voy a ser subrogada como muy tarde en Diciembre. La nueva empresa tiene que respetar mis condiciones de los últimos 12 meses (sueldo bruto y media de horas) y estar de baja me perjudica porque gano menos dinero. Mi sueldo base es una mierda, yo gano por los pluses (de transporte, puntualidad, productividad...) por lo que si no voy a trabajar eso lo pierdo, por lo que con todo el dolor de mi corazón (y mi espalda) el próximo miércoles a las 4:30 am estaré dándolo todo por esta empresa de mierda que me ha vendido sin contemplaciones.

Que mierda más grande, de empresa, de sistema y de contratos.

Un saludo de corazón (corazón roto por la traición)

jueves 14 mayo 2015

Si un elefante puede...

En mi visita a Tailandia conocí a elfantas ciegas, a un elefante con una pata destrozada por una mina antipersona y a otro que le habían arrancado los colmillos desde tan arriba que casi le matan por la infección que le produjo. Es una putada ser un elefante ciego, cojo o haber estado al borde de la muerte, pero cuando les conocí vivían en un parque felices.

Mi etapa en mi trabajo actual se acaba, es una realidad. No sé si me echarán o me subrogarán, pero como dice la canción "ya nada volverá a ser como antes" y tengo dos opciones seguir llorando sin parar o intentar prepararme para lo peor.

No voya mentir, me quedan muchas lágrimas que derramar, no me gustan los cambios, me angustian, pero no los puedo evitar, pero algo tengo que hacer y ya que estoy de baja aprovechemos las oportunidades que internet me da.

Un saludo enorme (como el hambre de un elefante=

viernes 8 mayo 2015

Empresas

Como conté hace unos días hace una semana tuve una hostia con el coche y acabé con un latigazo cervical. Debido a que me mareo y me duele (a veces nada, a veces un poco, a veces un montón) estoy de baja. Debería decir que hasta ayer estaba tranquila de baja, pero a lo largo del jueves mi humor se ensombreció. Lo primero es que pasé muy mala noche con mucho dolor, por la mañana me llamó mi mutua para verme el lunes y por último me llamó una representante del departamento de personal para intentar averiguar si yo sabía sobre qué fecha me iban a dar el alta.

Puede que parezca ilógico o absurdo, puede que no sea comprensible pero me sentí agobiada. No sé cuándo voy a estar bien y no me apetece que me anden preguntando y menos ayer que me dolía mucho. ¿Y qué de decir de mi mutua? Esa que nunca se ha preocupado por mi bienestar y que cuando me rompí el pie no me quiso ni mirar.

Puede parecer exagerado, quizás lo sea pero me sentí presionada para darme de alta y jamás pensé que eso me fuera a pasar a mi. Sé que en mi trabajo las cosas no marchan como deberían, pero esto me ha sorprendido.

Mientras escribo todo esto me tomo mis analgésicos y estoy en la cama, pensando que debo cuidarme, que lo primero es mi salud y que cueste lo que cueste haré todo lo posible porque nada se interponga en mi camino.