Sí, sé que en esta España de 5 millones de parados tengo que estar más que agradecida por tener trabajo y para comer y pagar mis deudas, pero me han hecho una perrería el domingo. ¿Que qué es? Pues que trabajaré de 6 a 9 de la mañana y luego de 2 a 8 de la tarde. Es decir tengo una jornada laboral de de 14 horas, con 9 reales y un turno partido de 5 horas.

Y no puedo quejarme, porque tengo trabajo. Al paso que vamos, me darán por culo en el trabajo y seguiré teniendo que estar agradecida. Al paso que vamos, en vez de ganar los chinos, indios y marroquíes en derechos laborales, los perderemos nosotros para equipararnos y reducir costes.

A veces tengo la sensación de vivir en una burbuja ajena a los problemas reales de la gente y eso que he trabajado en una ong y he entregado alimentos. No conozco a nadie que haya sido desahuciado y la gente que conozco aun con estrecheces y malos momentos, al final consigue salir adelante. La verdad, es que creo que deberíamos valorar la cohesión familiar que hay en este país. Aqui los hijos con 40 años pueden volver a casa de sus padres, las pensiones de los abuelos sirven para mantener a las familias y juntos se sobrellevan los baches. No sé si en otros países a los que idolatramos se da esa mentalidad.

Pobre Europa ¿dónde acabará? ¿y dónde acabaremos nosotros?