La verdad es que la campaña electoral está siendo una mierda. Está claro que va a ganar el PP y eso no me hace feliz, tampoco me lo haría que ganara el PSOE, pero el problema es que como está todo el pescado vendido no hay debate, no hay propuestas y no hay nada. El problema es que además se ha desprestigiado el movimiento social que surgió alrededor del 15 M. No sólo vamos a votar y ya está, sino que además, si nos quejamos somos unos terroristas de la democracia. Periodistas y políticos han prácticamente equiparado a los indignados con terroristas que pretenden un golpe de estado (por cierto cuando gobernaba el PP hubo un intento de golpe de estado en venezuela y lo celebraron....)

La democracia participativa es una idea por la que el ciudadano no sólo vota (que lo hace) sino que además si su representante político (que no es un ser todopoderoso, divino e infalible) hace cosas que no le molan busca otros ciudadanos para mostrar su disconformidad. Eso no es malo, eso es sano, al menos a mi juicio. No sé como explicarlo, pero me gustarìa que la gente se diera cuenta de que uno no es cautivo de lo que vota. Una persona puede creer que alguien va a ser un buen gestor, o gustarle ciertas ideas y que luego las cosas no se hagan como se debe ¿entonces qué? ¿debo esperar 4 años para hacer algo? ¿no tengo derecho a intentar cambiar las decisiones? ¿los políticos no tienen poder gracias a mi? ¿si hay amplias capas de la sociedad en contra de algo no se debe aceptar lo que desea la sociedad?

Nos hacen creer que somos insignificantes, pero no lo somos.