Eso es lo que he currado hoy, y lo que curré el martes. El resto de días de la semana trabajaré unas tres horas cada día. Maravilloso ¿verdad? Como si no fuera suficiente fiesta trabajar a turnos y levantarme a las 4 am me encuentro con una lógica empresarial extraña que no organiza el trabajo de manera adecuada.

Estos son los tiempos que vivimos, esto es lo que tiene trabajar en el sector servicios, esto es España, donde te pueden encadenar contratos temporales, despedir por cuatro duros y donde cada día que pasa los derechos de los trabajadores menguan.

¿Qué puedo hacer yo? No sé cuántas personas se harán esta pregunta, pero probablemente habrá muchas que piensen que como individuo no se puede actuar. No estoy de acuerdo, yo como individuo elijo como actuar y puedo encontrar a gente que esté de acuerdo conmigo. Sin pensar, meditar y actuar no cambio nada, viendo la tele con mi aire acondcionado quejándome no evito que todo se vaya a la mierda.