Ese es el nombre de la alemana por la que ahora media europa no come nuestras hortalizas. ¿Habrán sobornado a la tal Cornelia los franceses? ¿habrá salido la idea de su cabecita? Quizás la señora quería incentivar el consumo de hortalizas alemanas, o quizás sólo es subnormal, o tal vez es que a Alemania le viene muy bien que España esté mal.

Europa no tendría que pagar, tiene que hacerlo Alemania y esta señora, no sólo por las pérdidas que ya se han producido si no por las futuras, porque la gente ya no confía en nuestros productos.

De verguenza.