Léeme los labiosLéeme los labios

Ir al contenido | Ir al menú | Ir a la búsqueda

domingo 14 noviembre 2010

Campanilla

Ayer me tocó quedarme con mi niña (la que cuido) porque mis jefes tenían obligaciones, asi que nada, mi jefa nos dio dinero para una pizza, cenamos y nos pusimos a ver una película en Disney Channel. Era una película sobre Campanilla (la de Peter Pan) Campanilla es un hada tintineadora (es su don) y debe dedicarse a ello, pero ella siente que su don no es lo suficientemente importante, asi que intenta por todos los medios aprender a hacer otras cosas, hasta que al final descubre a valorar su don y obtiene su recompensa.

Esto tiene dos lecturas:

Positiva, puesto que Campanilla aprende a valorar su don, aunque le parezca insignificante. Se acepta a si misma y deja de luchar contra lo que es.

Negativa, ya que resulta que su don es descubierto porque un martillo se ilumina. Ella es lo que es, no puede decidir nada, no hay objeción posible, ella sólo sirve para eso..

¿Con qué lectura os quedáis?

sábado 6 noviembre 2010

Ganas de matar aumentando

Ayer presencié como tres gilipollas (dos chicas y un chico) se dedicaban a molestar a un pobre indigente. Me enerva que despierten a un anciano que vive en la calle para reírse de él, me molesta que haya gente tan repugnante que sencillamente hacen el mal porque pueden, porque les importa una soberana mierda herir a los demás.

Me indigno porque fui la única que hizo "algo" aunque fuera refunfuñar, gruñir y llamarles hijos de puta. Nadie de las personas que pasaban alli hicierno nada, ni siquiera pararse a ver qué pasaba.

Este es la sociedad en la que vivimos, donde toda nuestra compasión se utiliza en Belén Esteban "pobrecita que le han puesto los cuernos"

PD: Este artìculo originariamente estaba mucho mejor escrito pero debido a un error se borró entero y al reescribirlo he abreviado.

PD2: Lo sé, soy lo peor.