Léeme los labiosLéeme los labios

Ir al contenido | Ir al menú | Ir a la búsqueda

martes 31 agosto 2010

Eufemismo

En vez de esclavitud llamémosle, flexibilidad horario/geográfica, eventualidad, trabajo precario, "apretarse el cinturón" ...

martes 17 agosto 2010

Como el rey dixit

"Me llena de orgullo y satisfacción (...)" ver que después de 4 años aún hay gente que entra en mi blog por "motivo por el que los estudiantes no leen". Al poco de iniciar la andadura de este blog escribí un artículo al respecto en el que básicamente opinaba que era una cuestión de hábitos. Si a una persona no se le inculca el hábito de la lectura no deberíamos quejarnos poque no lea.

Entiendo que ahora mismo la lectura parte en desventaja, ahora está la tele, las consolas... y leer exige un esfuerzo, es una putada, sobretodo en estos tiempos que corren en los que las personas no queremos hacer nada, no queremos esforzarnos, lo queremos masticadito todo (¿soy la única que cada vez se acuerda más de Wall-E?) De todas formas, aun leyendo hay tanta gente que se queda igual, que no analiza, ni piensa, ni reflexiona y por supuesto no cuestiona. Hablamos de la típica persona que coge una novela supuéstamente histórica y se lo cree todo a pies juntillas.

¿Cuál es el futuro que nos espera? ¿Es más, tenemos futuro?

lunes 16 agosto 2010

Perlas de sabiduría I

"El día que se cague dinero, los pobres naceremos sin culo" Anónimo

martes 3 agosto 2010

Educación

Creo que si la gente fuese educada (hablo del sentido más de urbanidad que de ilustración) el mundo iría tan absolutamente mejor que creo que no podemos imaginarlo.

Creo que los españoles somos muy maleducados, por lo que he visto en mis viajes y en mi experiencia trabajando de cara al público. Sinceramente no creo que sea tan complicado: la basura a la papelera, respetar los turnos, no chillar ni faltar al respeto a quién te atiende... cosas sencillas que no creo que cuesten tanto pero que por desgracia no hacemos.

Hoy estoy cansada, decepcionada con la humanidad y pensativa. Mañana será otro día