Léeme los labiosLéeme los labios

Ir al contenido | Ir al menú | Ir a la búsqueda

sábado 10 abril 2010

El tuenti a veces mola

Frase que me han enviado por evento.

El oncólogo brasileño Drauzio Varella:

"En el mundo actual, se está invirtiendo cinco veces más en medicamentos para la virilidad masculina y silicona para mujeres, que en la cura del Alzheimer. De aquí a algunos años, tendremos viejas de tetas grandes y viejos con pene duro, pero ninguno de ellos se acordará para que sirven".

viernes 9 abril 2010

Uno de mis poemas favoritos de Antonio Orihuela

LA CRUZADA DE LOS NIÑOS




La fiesta del 1 de Mayo de 1934 se celebró en Zaragoza con un paro total.

La amenaza patronal no se hizo esperar y despidieron a muchos trabajadores.

Los sindicatos declararon la huelga general para exigir la readmisión de los despedidos,

treinta y seis días de huelga general en Aragón.

El séptimo día la situación era dramática,

sin necesidad de una huelga

la miseria se comía ella sola las fuerzas

y los hogares obreros.

Para aliviar la situación la CNT ideó

abrir una suscripción popular

para organizar el traslado a Cataluña

de los hijos de los huelguistas

y ayudarles así a triunfar.

Más de 15.000 familias se inscribieron, sólo en Barcelona,

para recibir a los niños y cuidarlos,

también se recaudaron 30.000 ptas.

para sostener la huelga.

La multitud esperaba la llegada de los seis primeros autobuses,

eran ya más de las diez de la noche,

las noticias telefónicas del retraso

decían que apenas podían avanzar,

que la gente los recibía en los pueblos,

los hacía parar,

para abrazar a los niños

y llevarles regalos.




...//...




Como la muchedumbre congregada en la plaza Concell de Cent no se movía,

como ondeaban banderas rojas y negras,

como se daban gritos y vivas a la revolución y la anarquía,

la policía de la Generalitat empezó a disparar

y hombres, mujeres y niños se dispersaron.

En el suelo quedó, muerto, Salvador Anglada, obrero metalúrgico.

Esa noche los locales de CNT fueron clausurados.

Mil taxistas de la confederación anarcosindicalista

intentaron marchar a Zaragoza

a buscar al resto de los niños

pero la Guardia Civil fue avisada

y se cortaron las carreteras.

Los autobuses fueron interceptados

y escoltados por la policía hasta hospicios y comisarías.

Ni los actos de solidaridad obrera

ni la represión de la policía cesaron durante los 36 días.

Hace años que se ganó esa huelga

y con ella, otra batalla, por la dignidad y la utopía,

contra la miseria y los poderosos.

Hoy, esta es una extraña historia,

también interceptada y puesta fuera de circulación.

Una historia de nubes oscuras y caminos del revés.

En ella, he vuelto a encontrar las caras de otros niños

y el mismo perro que vio Bertold Brecht,

muerto

de hambre,

un perro que pasa

y no vuelves a verle.