El martes después de una mala noche y una pésima mañana estaba a punto de irme cuando el teñéfono de mi casa. Era una jefa mía diciendo que porque no estaba en el curro.

Le contesté que no estraba hasta la tarde y me respondió diciendo que en el planing semanal estaba puesta a las 2 que me habría confundido y habría firmado la ampliación.

Os explico, las ampliaciones son como hosras extras. Por necesidades del servicio hace falta más peña te las ofrecen y las firmas o no porque son voluntarias. Yo siempre las voy a intentar firmar porque es más dinero.

Pues bien como no estaba 100% de no haberla firmado fui. Fui con un disgusto enorme y por suerte me encontré a mi hermana que me llevó (si no es por ella me hubiera gastado 18 euros en un taxi) y cuando ella aparcó me eché a llorar.

No sé por qué pero me agobié y me sentí superada.

Y una vez abierto el grifo no era capaz de parar, pero tenía que ir al tajo. Asi que con los ojos llorosos, la cara roja me encaminé a mi puesto de trabajo, diciéndome que no iba a llorar más. Pero en cuanto me pregunto A. si estaba bien empecé de nuevo a llorar.

Y nada después me enteré de que no, no había firmado nada asi que no tendría que estar alli y bueno y se armó el belén, porque había una sindicalista y el miércoles había una reunión.

Asi que estoy en boca de todo el aeropuerto y encima la mitad sabe que lloré como una nena.

Saludos