Léeme los labiosLéeme los labios

Ir al contenido | Ir al menú | Ir a la búsqueda

sábado 29 abril 2006

Cambio de opinión

Os iba a hablar no me acuerdo muy bien, de Charlie y la Fábrica de Chocolate, de que el otro día soñé que me reoconciliaba con un amigo o de que me encanta lo bien que va mi aspiradora, pero a mi hermana le han robado la moto, asi que esas cosas pasan a segundo plano.

La moto era nueva, llevaba con ella dos semanas escasas y se la han mangado. Yo no puedo hacer nada y me jode, pero me jode aún más vivir en una ciudad con tanto cani y tanto mangante.

Sevilla es preciosa, pero en ese sentido da asco, sólo hay niñatos y niñatas de corta edad que se dedican a moverse en grupitos, en manada, que es como se sienten fuertes.

En mi opinión Sevilla se convertirá en un gueto, una ciudad no puede vivir sólo del turismo y eso es lo que le pasa a Sevilla. Esta ciudad no tiene industria, no tiene nada.

Como pedagoga debería alegrarme porque trabajo no me va a faltar con la cantidad de analfabetos funcionales, marginados y excluidos que va a haber, pero en estos momentos les daría dos tortas, aunque sé que no les serviría de nada, porque estos chicos y chicas necesitan otra cosa.

No sé donde va esta ciudad, no sé en qué piensa el ayuntamiento y no sé que puedo hacer yo. Estamos fallando todos y de nuevo se están perdiendo a sujetos muy capaces por culpa de nuestra dejadez. Ayer salía en televisión un barrio marginal de sevilla por televisión y me daba pena, pero es que la marginación ya no está en barrios concretos. Chavales de 15 años y menos metiéndose coca, chicas de 14 preñadas...

No quiero ser dramática pero si no hacemos algo esto irá peor y desembocará en no sé muy bien qué.

Mi hermana lleva queriendo una moto desde que era una enana y cuando se la compra con esfuerzo se la roban. No es sólo el dinero sino el que le hayan quitado una ilusión a mi hermana, sé que parece ridículo, pero para mi no lo es.

jueves 27 abril 2006

Kiss for a Rose

Me encanta esta canción, no sé por qué, pero tiene algo, saca mi lado romántico, por algún motivo que desconozco.

Estoy frente al ordenador y de un momento a otro me voy a poner a jugar al dance dance revolution, pensando en que tengo ganas de escribir varios artículos "serios" uno sobre el bombardeo publicitario sobre adelgazar, otro sobre parir en casa, alguno sobre el botellón (ahora que se ha pasado la moda) Pero me da mucha pereza

Supongo que es una fase. Estoy en una fase en la que me apetece ser algo frívola, pasar de todo un poco.

¿A donde va el mundo? ¿Otro mundo es posible? El mundo cambiará cuando las personas que lo habitamos volvamos a ser personas, cuando recuperemos nuestra humanidad.

Si una persona es plena, tiene lo que necesita ¿tendrá deseos de apropiarse de lo del vecino?

Ayer veía un reportaje (muy breve) sobre los okupas. Me gustó mucho más otro que hicieron, que además salía Sevilla. Me gustaba más porque, a parte, mostraba lo que algunos okupas hacían por la comunidad: tenían una escuela popular y salía una chica joven,diciendo que ella no tenía donde ir y que llamó a su puerta y la dejaron entrar, que si no dormiría en la calle.

Ayer me daba envidia, cuando uno de los okupas decía que él podía vivir con 300€, que ya había intentado el método tradicional y no le hacía feliz trabajar 12 horas al día. Que así podía leer, estudiar, irse al campo a rascarse la barriga... Pensé que era afortunado, que había elegido un camino difícil, pero era el suyo, nadie lo recorría por él, y era un camino que le hacía feliz.

Si yo tuviera una casa (por desgracia no tengo donde caerme muerta) me jodería que lo ocupasen, pero dudo que yo llegue a tener una casa y menos una casa que alguien quisiera okupar. Pero la cuestión es ¿es la okupación una manera de tomarse la justicia por la mano, es una forma de vida, una solución ante un problema, ante la vulneración de un derecho fundamental?

Yo creo que los okupas son libres, viven la vida, la disfrutan, al menos de los que yo hablo de Sevilla. Mucha gente no podría ser okupa, no podría vivir con 300 € sin acumular, sin pensar en "y mañana ¿qué?"

sábado 8 abril 2006

Anarquia

Sé poco de anarquía pero lo poco que sé me gusta.

No es egoismo, se trata de que si los demás no son libres yo tampoco. Se trata de que a las personas les duela algo más que lo que le hacen a nuestros seres queridos.

Anarquismo supone confiar en la gente y pensar que es buena por naturaleza. Anarquismo es soñar con un mundo mejor, por lo menos el anarquismo que a mi me han enseñado, el que yo he vivido, el que yo he visto.

Algunas de las mejores aportaciones a la educación la ha hecho la Pedagogía Libertaria.

En España hay una escuela llamada Paideia que hace cosas muy interesantes y es anarquista (Antonio Orihuela la menciona en uno de sus poemas de La Piel sobre la Piel)

No voy a convencer a nadie, porque yo aún debo investigar sobre la anarquía pero, habría que tenerla al menos en cuenta ¿no?

domingo 2 abril 2006

Adiestramiento

Adiestrar es hacer que aparezca determinada respuesta ante ciertos estímulos. Se adiestra a los animales, pero también a las personas. Creo que super nanny adiestra más que educa.

Lo que voy a decir va a sonar ridículo pero no lo es.

Cuando educamos muchas veces se nos olvida el poder del amor. Pero no hablo para chantajear. Los niños y niñas que reciben cariño crecen más. Me explico toda persona se a a mover dentro de unas medidas, como poco medirá tanto y como mucho otra cosa, que se quede más cerca del mínimo o del máximo depende de muchos factores, la alimentación por ejemplo y el cariño es otro factor.

Yo creo que si se nos diera más amor y menos regalos no habría tantos problemas en nuestra sociedad. La falta de amor es fundamental, pensad en la mayoría de los psicópatas americanos y su relación con sus madres.

Yo creo que la falta de amor y cariño (o la perceoción, a lo mejor nos queiren pero nosotros no podemos percibirlo) hace que entremos en relaciones peligrosamente dependientes, y que busquemos rellenar ese hueco con cosas, por ejemplo la comida, o comprando compulsivamente, o manipulando a las personas...