Mi hermana mayor nació un 24 de Diciembre (funfunfun) y le dio una noche muy buena a mis padres. En mi casa el día grande de la Navidad es el 24, era cuando en mi casa se hacía la sopa de marisco de casa de mi abuela, se comía o bien, una carne al horno, o unas almejas. Al final, además de turrón, había tarta. Para ponerle la guinda al pastel, esa noche venía papá noel. Siendo ya adulta, he pensado que el que se celebrase papá noel en mi casa era para que no le cogiera manía a mi hermana.

Este año nos toca trabajar y pasaremos su cumpleaños juntas, como siempre y como siento que debe ser. No sé cómo explicar esto. A día de hoy no soy capaz de imaginar un 24 Diciembre sin ella. Somos Epi y Blas.

Es curioso como son las relaciones humanas, mi hermana y yo somos absolutamente diferentes, no nos entendemos, nos cuesta comunicarnos y nuestra visión del mundo es opuesta, pero sería capaz de hacer cualquier cosa por ella.

Ella nunca lo leerá, pero la quiero más de lo que cree.