Léeme los labiosLéeme los labios

Ir al contenido | Ir al menú | Ir a la búsqueda

viernes 30 septiembre 2016

V de Vendetta en viernes

Ahhhh los viernes, ese día maravilloso, para los que trabajan no sé en donde, yo soy una pobre pringada que trabaja a turnos.

Llevaba una temporadita bastante baja de moral, así que me he decidido a cambiar algunas cosas para intentar sentirme mejor. Una de esas cosas es aprender un idioma, creo que es un reto, a mi me encanta chapurrear palabros en otros idiomas y a lo mejor me ayuda a desconectar, porque prácticamente lo único que hago es trabajar e ir al gimnasio.

También he vuelto a comprometerme en serio con el gimnasio, ahora que ya no me duele el culo de caerme por las escaleras y que parece que mi espalda va mejor (aunque no pienso abandonar a mi fisio).

La vida es complicada y además la hacemos complicada y supongo que yo en eso tengo un máster, por eso, mi objetivo vital es agotarme tanto que no tenga fuerzas para pensar y tratar de trabajar conmigo misma.

Seguiremos informando.

jueves 15 septiembre 2016

Renada

Estoy en muerte cerebral.

Hoy estoy vaga, vaga, vaga... no sé si es que estoy premenstrual, si es la depresión postvacacional, que estoy más gorda o que necesito chocolate, pero la verdad es que estoy perrísima.

En esta mañana de nada mental, donde mis actividades han consistido en ver la tele (El programa de Ana Rosa y L.A. Ink) y jugar a una especie de Candy Crush con Sailor Moon, dejo que los minutos pasen perezosamente. Es un placer de las vacaciones, simplemente dejar la vida pasar. Siempre hay que hacer cosas, estar activo porque si no lo haces estás malgastando tu vida. ¿Qué pasa con soñar, pensar, descansar, imaginar, dormitar...?

Hoy sería un gran día para que lloviera, así tendría excusa para quedarme en la cama, echo de menos a mis gatos.

martes 13 septiembre 2016

Vacaciones

Estoy de vacaciones ¿De qué si no iba a actualizar este rinconcito?

Llevo exactamente 13 días de vacaciones y ya me estoy amargando porque vuelvo al tajo el 18. En estos días he comenzado un curso de buceo y he ido a la Toscana italiana. Como la pasta y los helados no son especialmente dietéticos he vuelto al gimnasio hoy (a darlo casi todo) y en estos días me tocará pelearme con seguros (aún arrastro el piñote con el coche del año pasado) y el 2 de junio tuve otro (menos grave por suerte) que también me está dando la lata. Además de eso me gustaría hacer limpieza que creo que me vendrá bien, limpieza mental y de objetos. La verdad es que ha sido un verano tan intenso de trabajo y han pasado tantas cosas que tengo la sensación de tener mucha mierda que limpiar.

Es raro estar aquí sentada, tengo algún que otro artículo por ahí sin terminar, pero siendo sinceros me he decidido a escribir porque he renovado el host por otros dos años más y ya que pago quiero amortizarlo.

Últimamente siento que soy muy tibia con respecto a casi todo, pero siento que no estoy capacitada para sentar cátedra. Desde lo de los vientres de alquiler, pasando por la legalización o no de la prostitución hasta la situación política de España... ¿Yo qué coño voy a saber? Como la mayoría de los ciudadanos y ciudadanas de este país me dedico a sobrevivir. Supongo que ese es el triunfo del mal, que dejemos de pensar, de inquietarnos, de soñar.

Como me gusta el melodrama, es algo que no cambia por muchos años que tenga.