He estado en Tailandia y me ha pasado de todo (salvo que me metan droga en la maleta) No voy a entrar en detalles ahora porque tengo pensado escribir más adelante (cuando no esté en el trabajo de 10 a 22) La cuestión es que me gustaría pensar que me han pasado tantas cosas porque en mi destino había un gran peligro y para evitar que me sucediera me han ocurrido pequeñas (y molestas) putadas durante mi viaje.

Supongo que cada cual lidia con la desgracia, la adversidad o los problemas como buenamente puede y yo trato de resignarme a mi manera. ¿Serán los dioses un invento de la humanidad para sentirmos bien? ¿para tranquilizarnos? ¿para soportar la realidad? Si Dios y el destino no existe ¿todo es puro azar y libre albedrío? ¿hay cosas que nos pasan, porque nos tienen que pasar?

Pensadlo bien y cuando tengáis una respuesta mandadme un ensayo de mil palabras.