Hay varios artículos que tengo pendientes y hay dos que tengo muchas ganas de sentarme a escribir, porque creo que podrían ayudar a mucha gente, si es que hay alguien que todavía me lea.

Uno trata sobre la gordura, mi experiencia como persona con sobrepeso, posteriormente obesidad y ahora mismo dentro de la normalidad (aunque me sobran unos 5 kg). A lo mejor es atrevido por mi parte pero yo he perdido muchísimo peso y ha sido sin cirugía ni balones intragástricos. Mi pérdida de peso ha tenido mucho que ver con hábitos de vida saludable y con un trabajo a nivel mental importante.

Me cuesta tanto escrbir sobre ello porque para entender cómo llegué al infierno de la obesidad debería contar cosas que me han hecho daño. Verbalizarlo, contarlo a conocidos y extraños no es fácil, así que queda pendiente.

El segundo artículo metido en la nevera debido a mis emociones es el de la violencia de género. De nuevo es un tema que me ha tocado muy de cerca y estoy segura de que podría ayudar a mucha gente, pero es extremadamente duro. Duro de hablar, de contar, de expresar con la sensibilidad adecuada.

Mientras consigo reunir las fuerzas necesarias os tendréis que conformar con reseñas.