Mi vida cibernética está en espera. Estoy cansada y cuando llego a casa me dedico a remolonear. Me gustaría decir que estoy más delgada, pero no, estoy más gorda. Desearía decir que he encontrado el trabajo me va genial, pero no, nos siguen apretando las tuercas. Adoraría contaros que he conocido a alguien maravilloso, pero no, sigo soltera. Sueño con contaros que mis amistades crecen sin parar, pero no, me ha tocado decir adiós... ... ... ... ... pero pese a todo estoy bien.

El sol sale cada mañana y yo cada día respiro, intentando hacer las cosas lo mejor que puedo.