Léeme los labiosLéeme los labios

Ir al contenido | Ir al menú | Ir a la búsqueda

domingo 28 abril 2013

Get Lucky

Esta canción de Daft Punk transmite un buen rollito interesante, si hubiera hecho sol y no frío y viento en Tarifa probablemente la hubiera bailado. Tengo una amiga que dice que sólo me gusta música pastelito, creo que no tiene ni puta idea de lo que dice, pero yo dejo que hable.

Estoy tirada en la cama escribiendo tuits sobre bocatas de nocilla y acerca de que me gustaría ser el chocolate de alguien y escucho la puñetera canción en modo intenso.

"We've come too far

To give up who we are

So let's raise the bar

And our cups to the star"

Necesito soñar como antes, necesito cerrar los ojos y visualizarme bebiendo un mojito mientras escucho la canción. Alcanzo el nirvana con la mente y dejo de pensar en problemas, preocupaciones, en si estoy gorda o si soy inadecuada. Sólo existe el momento. Soy casi capaz de sentir el sol lamiendo mi lechosa piel, casi noto el hielo derritiéndose, imagino el viento enmarañando mi pelo... otra cosa no, pero imaginación me sobra y por un momento sonrío.

Mañana, Scarlett, será otro día.

lunes 22 abril 2013

Prefería no saberlo

Ojos que ven el dolor y lo ignoran... ¿amor? ¿cariño? ¿amistad?

martes 16 abril 2013

Punto y final

La vida son ciclos, donde todo empieza y todo acaba, es normal, hemos de asumirlo, lo malo es cuando se juntan demasiados finales.

viernes 12 abril 2013

Preguntas (ahora sin respuesta)

¿Por qué mi gata se tiene que morir y Rajoy sigue vivo?

Esta tarde la llevamos al veterinario y no creo que vuelva... Odio ser mayor.

martes 9 abril 2013

Too Many Goodbyes

Sé que llevo mucho sin actualizar pero no me sentía inspirada para ello. Las ideas acerca de qué escribir iban y venían pero no se materializaban en nada ¿de qué hablar? ¿qué contar?

La verdad es que en mi vida no es que pasen muchas cosas, pero sí que me pasan cosas. Viajo, conozco gente, sufro en el trabajo, celebro San Patricio, mi gatita está en las últimas engordo y entro en depresión y me montan pollos por no tengo muy claro el qué.

Podría dedicarme a escribir aqui una parrafada intentando explicar por qué no vomito como antes mis sentimientos aqui, pero lo dejaré para otro momento, voy a aprovechar esta entrada para decir adiós.

Mi gata se muere, ella y yo lo sabemos. Llevarla al veterinario no es una opción después de lo mal que lo pasó la última vez, mientras esté segura de que no sufra se quedará en casa y cuando dude pues la sedaré y la llevaré al veterinario para que la duerman y que tenga una muerte lo más digna posible. Mientras escribo esto miro de reojo a mi gatita, esa de la que hay fotos en este blog. Mi gata, esa que llegó de la mano de mi padre, que creció bajo los cuidados de mi madre (de la que no se pudo despedir) que vivió con mi novio y que ahora se me muere. Es un símbolo de cómo las cosas pasan, como nada, aunque queramos, es eterno. Es un peluchito vivo lleno de recuerdos y a mi se me caen los lagrimones.

Asi que os dejo que le voy a hacer unos mimitos.