Léeme los labiosLéeme los labios

Ir al contenido | Ir al menú | Ir a la búsqueda

lunes 30 enero 2012

Pinceladas

Me gusta reírme de mi misma, pero detesto que otros lo hagan.

lunes 2 enero 2012

Enero

Ains esto de empezar el año me estresa, y acabarlo también, es que soy una mijita, la verdad. He dormido muchísimas horas y me he pasado el día encerrada en casa, asi que he decidido salir dentro de un rato y tomarme algo.

Hoy mientras pasaba la tarde con el ordenador de mi hermana me he dado cuenta de que internet en mi móvil ha creado el mal vicio del autocompletar. Me explico si no he escrito como 80 veces "ano" en vez de "año" no lo he he hecho ninguna. Que rabia... sé que podría cambiar lo del autocompletar en el móvil, pero me da tanta pereza... no os lo podéis ni creer. Como dije en el anterior artículo, estoy muy muy apática y perezosa, pero eso tiene que cambiar, aprovechando las escasas horas de trabajo me tengo que poner las pilas.

¿Qué espero del 2012? Pues seguir con el buen trabajo mental que he hecho en 2011 (salvo en diciembre) La verdad es que en general en 2011 me he sentido muy a gusto en mis zapatos, me he sentido bastante tranquila. Ha habido épocas en las que he conseguido detener o minimizar ciertas compulsiones que me atormentaban. En Diciembre la historia cambió, no tengo muy claro por qué, empecé a sentirme fea, poco atractiva y menos interesante. Supongo que son pajotes mentales o simplemente que la confluencia de cosas malas hace que me den las neuras de siempre.

Enero ha empezado soso y yo no hago más que mirar que voy a currar 10 días seguidos y se me abren las carnes, por muy pocas horas que sean. Tengo que hacer algo y supongo que lo primero es poner cierto orden. Es decir, arreglar el ordenador, pasar la revisión del coche y luego irme a Andalucía Orienta. Visto que el alemán lo tengo abandonado, y por tanto Alemania se me cierra como opción de emigrar, debería pensar quizás en Irlanda, sé inglés y podría perfeccionarlo alli, además cuando estuve en Dublín y hablé con el taxista me llamó la atención las buenas condiciones sociales de las que disponen y eso a pesar de su situación actual.

Un saludo para todos.