Léeme los labiosLéeme los labios

Ir al contenido | Ir al menú | Ir a la búsqueda

miércoles 9 marzo 2011

Mirada felina

Mi gata me observa mientras remoloneo, creo que no estoy en una postura adecuada para que ella se acurruque junto a mi.

Esta mañana no he madrugado y he dejado pasar las horas, debería haber hecho miles de cosas pero no me apetecía nada. Asi que he descansado y me he dado cuenta de que mañana me voy a Liverpool. Como siempre estoy nerviosa, además no tengo guía asi que me he dedicado a mirar por internet. Debería ponerme esta tarde a hacer un resumen de sitios que visitar, apuntar teléfonos y direcciones de interes y hacer la maleta. Lo bueno es que salgo por la noche asi que aun puedo aprovechar el día de mañana. De todas formas a lo mejor el sábado visitamos Manchester que está a una hora en bus/tren.

Lo que me gusta de Liverpool es que hablan en inglés, cosa que no se daba en mis últimos destinos, que es la cuna de los Beatles y que además tiene un montón de museos gratuitos. De mi hotel puedo decir que no es caro, tampoco barato y que tiene incluido el desayuno =)

Ayer estuve hablando con una amiga de muchas cosas, de vivir el momento, de ciertas cosas que me mola estar haciendo, de cosas en las qu e siento que avanzo y de la autoestima. ¿Cómo mejora uno su propia autoestima? No basta con que nos repitamos a nosotros mismos que debemos querernos, que valemos mucho... lo que necesitamos es hacer cosas que nos hagan sentir bien y disfrutarlas. Si yo me quiero sentir bien y a mi me gusta pintar cuadros, a lo mejor debería pintar (por poner un ejemplo ajeno a mi)

Y mientras tanto, el mundo, sigue girando y yo tengo que dejar de remolonear, qué pena.

lunes 7 marzo 2011

Una tarde con Henry Miller

Pues sí, como hoy hago de niñera a tiempo completo (incluida la noche) me he puesto a mirar los libros que tiene mi señora jefa y me he encontrado con "Trópico de Capricornio" Siempre he dicho que tengo una deuda con los clásicos y que hay muchísimos libros que debería haber leído ya, a estas alturas de la vida. No sé el motivo de haberlo cogido hoy, lo llevo viendo años y sin embargo, hoy lo he abierto.

Mientras la niña estaba en inglés, yo empezaba a conocer al señor Miller con un capuchino cuando me he puesto a escribir. No era nada concreto, simplemente divagaciones, algo de ira. Sí, ira, ante la decepción que siento hacia ciertas personas. Personas que me han demostrado que lo que pensé de ellas era cierto y es descorazonador, debería dejar de tener expectativas, principalmente porque no es sano para mi, sólo me lleva a decepciones. Es gracioso como todos al final hacemos lo que criticamos y lo que es peor buscamos excusas para justificar nuestro comportamiento. En ocasiones siento deseos de poner en su sitio a ciertos seres humanos y decirles lo que pienso de ellos, pero ¿para qué? No serviría para nada, sólo generaría conflicto, un conflicto que ahora mismo no deseo. Simplemente, como decía en el artículo anterior, me he de congratular de que esas personas están fuera de mi vida y de que he visto como son.

Avanzaba la hora de inglés y me disponía a irme cuando he visto a una madre desesperándose mientras estudiaba con su hijo y su pequeño vástago me ha dado pena. Entonces me he visto a mi misma, haciendo los deberes con mi niña (la que cuido) y me he preguntado si sería tan pesada y exigente. Ha acudido a mi mente la revelación de que las personas no queremos niños que sean felices, no queremos individuos, queremos a gente que encaje, que tenga una creatividad dentro de lo políticamente correcto, queremos hijos que no nos den problemas y que obedezcan sin rechistar. Damos mucho asco porque queremos replicas mejoradas de nosotros mismos.

domingo 6 marzo 2011

Soy una mala persona

Pues sí, por esas palabras entran en mi blog. No por Eriwen, ni por relatos bonitos, no, entran por "Soy una mala persona" ¿revelador? no creo, la verdad. Todo viene, por un artículo que se llamaba asi, donde decía que me alegraba saber que había personas que odiaba a las que no les iban bien las cosas.

No voy a decir que haya madurado y esas mierdas, pero lo que sí que es cierto es que hay personas que con el hecho de que se hayan ido de mi vida es un triunfo. Cuando una persona es mala, alegrarse de su desgracia no sirve de nada, lo que es útil es que las personas dañinas se vayan de nuestro lado, o que las echemos directamente y yo me alegro mucho de haber echado a ciertas personas y de que otras se hayan ido por su caminito sin hacer ruido y molestar. Yo quiero personas buenas a mi lado, personas positivas que no se acuerden de mi sólo cuando necesiten un favor o cuando están aburridas. Quiero personas en las que confiar y que merezcan la pena.

Quizás no tenga un grupo enoooooorme de amigos, pero sé en quién puedo confiar y en quién no y me hace muy feliz el grupo de gente que me rodea ahora mismo.

Un beso y sed buenos.

martes 1 marzo 2011

Se busca padre// El hastío del bloguero

Pues sí, volviendo de Munich, me dispongo a pasar el arco de seguridad, cuando en un acto de bondad ayudo a unos pasajeros españoles. Acabo de echarles una mano cuando él (era una pareja) me dice muy preocupado: "Oye no estarás embarazada ¿no? es que no puedes pasar por ahi" (esto señalando el arco)

Asi que nada, respiré hondo, sonreí y aclaré que no estaba preñada. En serio, me toca los cojones, por muchos motivos, porque no creo parecerlo, porque han sido dos veces en 10 días escasos y porque me imagino a ciertas personas leyendo esto y descojonándose.

Mentras escribo esto escucho música y muevo el pie porque se me ha quedado dormido, pienso en muchas cosas, en si quizás debería iniciar un nuevo blog, dónde nadie me conozca.

Hace poco descubrí que hay más personas de mi entorno de las que creía que siguen este blog. Es gracioso, porque este blog soy yo y la vez no. Es una manifestación exagerada de mi misma, una donde poder escupir mis demonios, sin sentirme juzgada, un lugar para ser una drama queen. Este blog era un sitio que compartía con desconocidos (sobre los que obviamente no tengo control) y una serie de conocidos o amigos a los que elegía por algún motivo. No entiendo por qué me molesta que ciertas personas conocidas visiten este rincón. Creo que es porque no me conocen lo suficiente y creo que pueden juzgar de una manera errónea, o porque pueden ver algo que yo no quiero que vean. Este blog es sumamente personal, es mío, y me estresa mostrarme, porque aunque suene paradójico, a veces es más fácil hablar con extraños.

¿Debería empezar en otro blog? ¿sería capaz de llevar de manera adecuada dos blogs? Algunos sabéis que yo tenía un blog secreto, pero desde que sospecho que fue descubierto no tengo ganas de escribir.

No sé, quizás este rollo de que no quiero que mi entorno visite mi blog tiene que ver con que en el fondo no me gusta mostrarme. A lo mejor "spameo" a la gente con información poco relevante para no tener que profundizar en mi.

PD: El viaje a Múnich fue bien y hasta me hizo un día de sol precioso, aunque como siempre, he tenido que pasar por una serie de desventuras xD pronto os contaré más cositas...