Odio cuando mi gata me patea las tetas y la tripa cuando salta a mi cama, es sumamente desagradable. Es desagradable como yo en los últimos días. Estoy de un humor de perros, tanto es asi, que tengo a más de una compi de trabajo "preocupada" por mi y diciendo que no es bueno que esté gruñona.

Mientras mi viaje a Munich se complica y complica yo deseo tirarme de un puente y dormir de la leche que me voy a meter en la cabeza. Me pregunto si mi mal humor tiene que ver con la privación de sueño, con los nervios del viaje, con el hecho de que todavía no tenga nada preparado o todo a la vez.

Espero que esto sea como en las series de televisión, que parece que toda va a ser un desastre y al final todo sale super bien. Necesito respirar hondo porque ahora mismo siento que muerdo, entre los mocos, el trabajo y los problemas mentales que arrastro. Y sé que debería ser positiva y que debería dar gracias porque tengo un trabajo y vacaciones y que con un poco de suerte podré estar en Munich.

Por cierto si me quedo tirada en Madrid estoy dispuesta a juerguear.. asi que ya sabéis.