Léeme los labiosLéeme los labios

Ir al contenido | Ir al menú | Ir a la búsqueda

martes 12 agosto 2008

Tarot

Hace unas semanas me echaron las cartas.

No sé por qué pero llevaba unas semanas con ganas y un día me levanté y moví los hilos necesarios...

No es que crea que las cartas sean algo definitorio, creo que el destino se lo marca uno mismo, creo en que se puede cambiar el rumbo, y que siempre siempre siempre podemos volver a empezar.

Todos, todos los días cometemos errores, a veces grandes y a veces pequeños, pero se supone que debemos aprender.

La cuestión que yo hace unos años echaba las cartas, hasta que un día dejé de hacerlo, no estoy segura de porqué.

Como persona que ha practicado el noble del arte del tarot no puedo decir si lo que dicen es verdad o mentira, nunca supe que si lo que decía era porque lo "veía" o porque tenía unas dotes muy buenas interpretando el lenguaje no verbal de las personas.

Si me preguntais si acertaron, os diré que a medias, pero que me dijeron que tenía un rollo kármico con una persona (no diré si hombre o mujer, amigo, amante o enemigo)

Por lo demás estoy unos días sola y la casa se me está haciendo un poco grande, ahora mismo soy como una gatita retozona, tengo ganas de que mimen (ahora lo llaman asi, ejem ejem)

Podría vivir sola aunque me diera un poquito de miedo, pero me gusta esto, hacer lo que quiero, sin dar explicaciones a nadie. Si quiero fregar a las 3am lo puedo hacer, si quiero ir desnuda, tirar la ropa al suelo... Me gusta ser libre, aunque a veces me asusta.

Si hubiésemos estado encadenados desde pequeños y un día nos soltasen ¿huiríamos?

domingo 10 agosto 2008

A V-E-C-E-S

A veces tu vida cambia en un momento. Se acaba lo inacabable, sucede lo que nunca iba suceder.

La ruleta del destino ha comenzado a girar y aun no sé dónde se detendrá

viernes 1 agosto 2008

Voy a intentar dormir

Esta noche trataré de conciliar el sueño, trataré de no pensar, en el padre de mi amiga que ha muerto, ni en mi amiga que está sufriendo y trataré de no pensar en ellos porque como lo haga me echo a llorar.

Ahora mismo sólo se me ocurre escribir gilipolleces tales que aunque él en verdad, era su padrastro, la quería y trataba como una hija y ella le quería como un padre. Si hubiera podido de alguna manera evitar que ella sufriese lo hubiese hecho, pero todos tenemos que pasar por este tipo de trances y son tan dolorosos... Dejan a la persona en un estado de zozobra, de irrealidad que matan...

Hoy he estado pensando y me he dado cuenta de que en parte, mi deseo de que ella no sufra es egoista, porque quiero evitar recordar cosas que yo he vivido; porque aunque cada uno vive el dolor a su manera, hay cosas que se repiten, como la confusión, la ira...

Lo que más me revienta es que después de esto pensaré en vivir la vida, en preocuparme sólo de las cosas importantes y no lo cumpliré porque a los dos días estaré rallada por las mismas memeces de siempre.

No somos inmortales, nada es para eterno, ni la vida, ni el amor...

Ahora mismo deseo muchas cosas de las cuales hay muy pocas factibles, asi que me voy a la cama.

Saludos