Léeme los labiosLéeme los labios

Ir al contenido | Ir al menú | Ir a la búsqueda

miércoles 29 agosto 2007

La no sabiduría de las canciones

Estoy escuchando una canción de una bella artista. EN la canción dice algo en plan no he cambiado. No me cambia viajar, el dinero no me cambia... soy la mismas de siempre... ¡Falso!

Negar que el dinero nos cambia es mentir. Pero es que todos los cambios no son a peor. Las personas crecemos, damos pasos atrás pero es difícil que permanezcamos inmutables.

A mi no me gustan los cambios, soy una chica asustadiza y me cuesta mucho afrontarlos.

La verdad es que ahora mismo me siento como una rata asustada y no tengo muy claro como afrontar las cosas que me están pasando.

No sé cómo hablar con mi hermana y explicarle que necesito ayuda, tampoco sé si podría ayudarme.

Mis amigos no pueden ponerse en mi pellejo porque no han pasado por nada parecido y yo no sé como salir de esto.

La esperanza que me queda es que todo esto me hará una persona más sabia, más fuerte y que más pronto o más tarde todo pasará

Nos leemos

jueves 23 agosto 2007

M de Mañana

Mañana será otro día, mañana me lo pienso, mañana lo intento, mañana hablaré, mañana pensaré...

Soy una persona que suele actuar al modo Scarlett O'Hara dejo para mañana decisiones que debo tomar hoy, acciones que debo poner en marcha. Desde que me di cuenta de este hecho me he planteado el porqué y la respuesta siempre ha sido la misma, miedo a afrontar las situaciones. Es el mismo rollo que ir al médico cuando estoy enferma, me asusta que me diga algo en plan: "muy maaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaal" Por ejemplo si hubiera insistido no habría estado pasando por dolorosos cólicos biliares.

La cuestión es que no he conseguido aprender a afrontar situaciones muy absurdas que me dan mucho mucho miedo y aunque siempre hago propósito de enmienda pocas veces se traduce en algo real y tangible. En este sentido creo que soy muy deudora de mi madre. Mi madre fue una mujer que en mi opinión no supo coger ciertos toros por los cuernos y escondió la cabeza por miedo. Yo no quiero ser como ella, no es que quiera aprender de sus errores (porque nadie escarmienta en cabeza ajena) Es que he visto lo que pasa cuando uno se deja vencer por el miedo y no quiero terminar como ella.

De todas maneras estoy esperanzada con el futuro, estoy deseando tener carnet y aprovechar la indipendencia que me puede proporcionar. Una vez que tenga coche buscar curro de lo mio, donde sea, me da igual que sea la Rioja, Madrid, o Nueva York, pero tengo que sentirme realizada y para ello debo menear el culo, aunque fracase, pero he de sentir que lo he intentado, que no me he acomodado en una situación que no mola.

Por otro orden de cosas pretendo retomar un poco más en serio este blog que lo he tenido al pobre muy abandonado, pero nunca mais.

Este blog me ha dado muchas satisfacciones ha sido una manera de expesar muchos sentimientos y pensamientos. Gracias a él me he sentido escuchada y acompañada en mis ideas y sentimientos y no pienso permitir que muera.

Y por esta noche poco más que contar. Un saludo enorme