Léeme los labiosLéeme los labios

Ir al contenido | Ir al menú | Ir a la búsqueda

martes 24 octubre 2006

Behind these hazel eyes

Pues aqui no para de llover, más que una ciudad parece una canción de Maná.

Hoy he visto a un gatito abandonado precioso, era como un lince en tamaño mini. Ahora que lo pienso es raro que los publicistas no hayan sacado aún una moda de linces mini...

Me siento un poco triste por un perrito abandonado que vi ayer. Al principio pensé que estaba muerto. Estaba en mitad de la acera con los ojos cerrados. Miré a ver si podía comprar comida cerca, pero estaba todo cerrado.

Pensé en ir a un super que estaba a unos diez minutos, pero me dio pereza.

Hoy no he visto al perrito, un perrito pequeñito, un perrito callejero, un chucho callejero que seguramente esté condenado.

¿Cuántos de nosotros estaremos condenados como él? ¿Cuántos nos tendremos que conformar con las migajas de la vida?

A veces me pregunto porque no lucho más, porque no hago por salir de este estado de enajenación que me nubla el raciocinio, por qué me dejo arrastrar por la corriente si yo nunca he sido asi. Pero no soy capaz de levantar el vuelo. ¿necesitaré tiempo? ¿necesitaré un estímulo?

Lo que de verdad necesito es un bote del euromillones

martes 17 octubre 2006

Terremoto en mi vida

Mi compañía aérea favorita, con la que ya no contaba para trabajar me ha llamado. Empiezo en Noviembre.

Me siento confusa. Para los que no lo sepais facturar equipaje me hace una persona sumamente infeliz, pero (siempr ehay un pero, el dinero me hace falta. Y no hablo metafóricamente, ni es una hipérbole, necesito el dinero, entre otras cosas para pagarme el máster.

Sé que estoy vendiendo mi alma al diablo, sé que seré una persona alienada pero la meta a largo plazo es vivir de lo que me gusta.

Asi que si notais que mi humor se vuelve negro y me convierto en una cínica de mierda, disculpadme

viernes 13 octubre 2006

Lo único que me gusta de madrugar

Lo que me encanta de madrugar es que cuando voy por las calles vacías hacia el curro con mis cascos puestos puedo canturrear de manera ridícula.

Me gusta la música, me gusta cantar, cuando estoy sola y nadie se puede burlar. Me gusta dar saltitos por mi casa mientras preparo la mochila y sintiendo la música, da igual la calidad en ese momento, es música y creo que no pienso.

Mientras pasan las canciones yo estoy vestida y peinada y con gran dolor me acerco a la fuente de mi dicha para apagarla e introducirme en un mundo gris. Un mundo donde yo no canto bien, donde las cosas parecen un poco más feas y donde la verguenza me atenaza.

Musicales saludos

miércoles 4 octubre 2006

Frases que llegan

En Batman Begins Katie Holmes dice que a las personas no se las conoce por su nombre sino por sus actos.

Esta frase, esta sentencia se ha quedado grabada en mi mente. Es una verdad como un templo. Es de esas cosas que deberías grabar a fuego, para que no se nos olvide que lo que cuenta son los actos.

Otra sentencia que me llegó al alma dice asi:

La felicidad no es un destino, es una forma de viajar.

Creo que estas dos afirmaciones se me han metido la piel y rigen en gran parte mis pensamientos.

Un saludo