Léeme los labiosLéeme los labios

Ir al contenido | Ir al menú | Ir a la búsqueda

jueves 30 marzo 2006

Secretos

Todos y todas tenemos nuestros pequeños o grandes secretos, normalmente son cosas que nos averguenzan.

Es horrible pensar que esos secretos puedan ser descubiertos y nos dedicamos a esforzarnos por ocultarnos, incluso de nosotros mismos. Dedicamos tanto esfuerzo que a veces nos olvidamos de las cosas importantes.

¿Qué pasa cuando alguien descubre ese secreto? ¿Qué pasa cuando es alguien qué queremos? ¿Cómo se lidia con el miedo, con el asco hacia uno mismo?

Al menos los esfuerzos por esconder ese secreto se podrán dedicar a otras cosas y a trabajar con uno mismo y quizás a quererse con verguenza y todo

martes 28 marzo 2006

Amistad

Acabo de ver un capítulo de Sexo en Nueva York y se me ha ocurrido este artículo.

La amistad es sumamente difícil, sobretodo cuando hablamos de amistad desde la niñez. Esto es porque las personas cambiamos, todas. Muchas veces conectar cuando las personas han cambiado tanto que ya ni se conocen es sumamente difícil.

Durante mucho tiempo pensé que mis amigos y amigas eran superiores moralmente al resto de los mortales. Con el tiempo me he dado cuenta de que somos como el resto de la humanidad. Nos equivocamos, a veces mentimos, somos egoistas, pero yo les sigo queriendo, porque sí. Les quiero por lo que son, no por la imagen que tengo de ellos o por como me gustaría que fueran.

Les quiero, como ellos a mi porque somos cínicos, amables, duros, protectores, egoistas...

A mis amigos, los de verdad, los que no leen este blog les quiero decir eso que normalmente no decimos porque damos por supuesto. Les quiero aunque a veces me saquen de mis casillas. Les quiero aunque esté agobiada y sienta que mi vida se derrumba, les quiero aunque estemos separados y les quiero aunque ya no sea la chica que era antes, aunque ahora sea más seria y tenga un poco más de veneno en mi lengua bífida. Les quiero aunque no siempre haya sabido estar a la altura y ellos no hayan podido acompañarme.

lunes 27 marzo 2006

Y de repente el pasado

Te levantas como siempre, y con el pelo revuelto te encaminas a enfrentarte a un día normal y algo, una foto, un caramelo te devuelve al pasado y vuelves a ser la niña vulnerable. Tus defensas han caido.

Que alguien llame al Séptimo de Caballería

sábado 25 marzo 2006

De mayor quiero ser...

De mayor quiero ser como Carrie Bradshaw, una escritora de éxito, atractiva y con dinero para comprarme zapatos de Manolo Blahnik

En estos momentos de mi vida tengo tanto miedo de lo que mi futuro me depara...

Me gustaría seguir estudiando porque tengo aun que prepararme para ser buena en algo ¿pero qué quiero hacer? Es lo primero que debo tener claro, porque "cuando no se sabe el rumbo ningún viento sopla a favor"

La cuestión es que debo decidirme primero por el dinero o la vocación.

Si me decanto por la vocación debo especializarme. Pero para ello debo decidir qué quiero. ¿Quiero hacer unas oposiciones?¿Quiero hacer algo de animación sociocultural? Descartando la educación sexual por inviable (aunque esté especializada en ello; me quedan los ayuntamientos.

He pensado en estudiar otra carrera mientras trabajo, no sé, buscar mi sitio.

Me gustaría que llegase mi hada madrina y me dijese, tú serás... Pero eso es lo fácil, que otros tomen decisiones por ti, que si se equivoquen sea culpa suya. Pero hace tiempo decidí que yo no sería asi, yo elegiría mi camino, y si ese camino no existiese lo empedraría yo, con cada paso que diese, pero, tengo miedo.

Mientras escucho a Lacuna Coil intento sacar a fuera mis temores que son lo único que podría detenerme.

¿Nadie necesita una pedagoga con vocación y capacidad de esfuerzo?

Desde el mar de las dudas me despido

viernes 24 marzo 2006

Feliz como un regaliz

Sana como una manzana, eso es lo que dicen los resultados de las pruebas, debería esta tarde a mi médico y enseñárselo pero me duele mucho la cabeza, quizá tenga algo que ver las cuatro horas archivando documentos y ordenándolos.

Acabo de enviar unas actividades para un curso online que estoy haciendo y creo que me voy a la cama, porque estoy sana pero no mucho. Me duele mucho la cabeza tengo un oído tapado y sólo quiero dormir.

Os abandono como la esperanza a los desemparados, excluidos y marginados

Lo siento por lo insubstancial/insustancial del articulillo, os compensaré

magen de anne gedes es un bebe con un disfraz de conejo y está dormido

miércoles 22 marzo 2006

Ains!! Bécquer

RIMA LX

Mi vida es un erial,

flor que toco se deshoja;

que en mi camino fatal

alguien va sembrando el mal

para que yo lo recoja.

¿Soy la única que alguna vez ha tenido un ataque de estos autocompasivos de qué he hecho yo para merecer esto? Esta poesía es eso, que asco de vida tengo que todo lo malo me pasa a mi y yo pues soy asi, una quejica, sin darme cuenta de que la que siembra soy yo.

Esta poesía me acompañó durante toda mi época del instituto, la escribía en mis cuadernos (parece todo tan lejano) porque es más fácil pensar que es el destino el que está en mi contra. Enfrentarse al destino es imposible, conocerme a mi misma, quererme, aceptarme no lo es. Si creo que el destino rige mi vida no lucho, si creo que lo hago yo me doy cuenta de yo ando el camino de mi vida, pero también lo hago, yo pongo piedrecitas, yo pongo flores en la linde...

retrato de Béquer muy guapo

Peda... ¿qué?

Pedagoga que no pediatra ni podóloga. Parece una tontería pero cuando empecé a estudiar la carrera y se lo contaba a conocidos los comentarios más frecuentes eran ¿lo de los pies? o ¿eso es lo de los niños chicos no?

Pues no. Entonces ¿qué es la Pedagogía?

Si divago podría decir que la Pedagogía depende de cada persona, o podría decir que es una carrera que abre la mente de las personas para que observen la realidad con otros ojos viendo las injusticias, convirtiéndose en eslabones de la cadena que cambiará el mundo en algo mejor.

Si concreto diré que un pedagogo (o más probablemente una pedagoga) es un formador.

El problema de la Pedagogía es que no está reconocida, quiero decir que no se sabe bien qué es y no sabemos organizarnos, no nos valoramos, dejamos que nos pisoteen. Parece que cualquiera puede diseñar un plan de formación, cualquiera puede llevarlo a cabo y evaluarlo. Cualquiera puede trabajar de orientador en un centro, cualquiera puede asesorar a un profesor o profesora.

No se trata de que los pedagogos y pedagogas seamos seres superiores, ni mucho menos, pero gozamos de una mala fama yo creo inmerecida. Además sólo salen los pedagogos malos, digo yo que algo bueno haremos ¿no? Lo que pasa es que hacemos cosas muy desagradables, señalamos los defectos (aunque también las virtudes) de las formas de hacer las cosas, hablamos de que no se puede dejar tirado a un estudiante en una clase, demostramos que las cosas no se hacen de la forma que deberían.

El tema es que nadie que no es médico se atreve a operar pero cualquiera cree que sabe educar. Me ha llegado a pasar que he dudado de la palabra de un informático sobre una cosa de informática y éste se ha cabreado, pero este mismo informático cree saber más que yo de educación puesto que se ríe de muchas de mis ideas. Después de todo ¿qué sabré yo de educación después de cinco años?

A la carrera de Pedagogía le faltan buenos estudiantes. Me explico, estudiantes que se den cuenta de que lo que se da en clase no es suficiente, que hay que haber vivido mucho, ver muchas situaciones, haber hablado mucho en público, conocer a muchas personas. Le sobran estudiantes que estudian por estudiar.

Por suerte hay gente como Mari Carmen, Cristina, Míriam, Ruth, Prado, Elena... que se han tomado en serio esto de la Pedagogía y que sé cambiarán el mundo porque creen en las personas. Cosa difícil hoy en día.

La verdad es que ahora que estoy a punto de terminar estoy preocupada, asustada, porque no sé si encontraré un trabajo que me guste, pero no me arrepiento de haber estudiado Pedagogía, porque esta carrera me ha cambiado, me ha abierto horizontes, ha hecho que comprenda que las cosas no son asi porque sí, hay un motivo, una razón detrás de todo.

Yo entré en Pedagogía de rebote pero encontré mi vocación y porque me gusta lo que he estudiado, porque aunque me queda mucho por aprender sé que lograré lo que me propongo.

martes 21 marzo 2006

Y llegó el día

Hoy me he hecho las pruebas, me han hecho esperar una hora y no me he tenido que desnudar (yo por si acaso me había depilado) Me he bebido una guarrada de producto, me han hecho las radiografías en poses sugerentes, me he levantado y me he ido y ha sido salir del hospital y tener nauseas.

Entonces para resumir tengo un catarro (llevo dos días con fiebre) y ahora una papilla rosa en el estómago, adorable. Además ayer tuve que hacer un examen con escalofríos. Soy como una piñata de cumpleaños, lo tengo todo en mi interior, por lo menos hoy acabé con la regla.

Me voy a ir a la cama no sin antes anunciar que cuando me haya recuperado un poco pienso escribir un post acerca del mito de que las mujeres somos envidiosas y malas por naturaleza.

Las mujeres somos personas cada cual con sus virtudes y defectos pero diré que creo que si somos malas o envidiosas es todo por la educación que se nos ha dado.

PD: Creo que he visto mis ovarios, y son grandes.

cerebro visto desde rayos x

viernes 17 marzo 2006

Para ti

Este artículo va dirigido a una mujer que conozco, que creo que está algo perdida. Es una mujer, es dulce, es guapa, es inteligente y una persona comprometida con sus sueños.

Sin embargo creo que se deja llevar por personas que le hacen daño, aguanta a personas que no debería por no hacer daño a alguien que quiere y no creo que eso sea lo mejor. No debería guardar sus sentimientos.

A las personas se nos debe querer por lo que somos, con nuestras luces y sombras, porque sin la oscuridad no se precibe la luz.

Me gustaría darle un abrazo y decirle que despertase, pero no creo que deba ser yo quien lo haga, siento que no estoy lo suficientemente cerca de ella.

Después de todo puedo estar equivocada. Pero creo que no, detras de su sonrisa tierna veo mucha tristeza. Me da la sensación de que piensa que más adelante todo se arreglará, que todo cambiará, que... Pero nada cambiará si ella no toma la determinación, si no se mira en el espejo y se empieza a querer. Mientras tanto es como una polilla que se va a quemar por culpa de la luz.

Aqui os dejo una magnífica imagen del Artista Luis Royo que creo que ilustra este artículo a la perfección. Luis Royo

miércoles 15 marzo 2006

Mrs Hyde

Sí, lo admito, soy contradictoria, pero al menos soy sincera.

Hace unos días lloraba por los rincones porque iba a volver a trabajar ¿verdad? Pues bien, hoy he ido a por el uniforme y al pasar por la pista y ver los aviones de la compañía aérea en la que trabajo me sentí feliz.

Luego no me sentí tan feliz al probarme el uniforme, es de esas cosas que saca a la superficie todas mis inseguridades. Me sentí muy fea ante el espejo, y más fea porque al probarme la falda vi todo las imperfecciones de mi cuerpo.

Volvamos al tema de la emoción que me embargó al ver a mis aviones. Personalmente creo que es porque mi empresa utiliza técnicas un poco de secta. Primero te somete a dos semanas de un curso intensivo para aprender a facturar (con seis horas de curso al día de sábado y domingo tu vida se resiente), después te despoja de tus señas de identidad más externas (la indumentaria) y luego te somete a condiciones de estrés insufribles con lo que se forma espíritu de equipo. Por último los horarios en los que trabajas de 5.30 am a 9.30 am los fines de semana hace que tu vida social decaiga. Está todo pensado.

Es más, cuando, yo estoy con mi uniforme no soy persona, no me siento persona, soy una empleada.

Por ejemplo durante un tiempo me gustó más facturar que embarcar y esto era porque facturando hay un mostrador de por miedo y simbólicamente era una distancia, mientras que al facturar estaba con los pasajeros, no había donde refugiarme. Esto era importante porque lo pasaba muy mal cuando un pasajero me chillaba. Mi primer mes de trabajo era sufrir constantes dolores de estómago de los nervios que pasaba.

Asi que nada que trateis bien a las personas que os facturen que no tienen la culpa de que vuelo se retrase ¿ok? Y ya os contaré cómo evoluciona mi estado de ánimo.

Una mariposa preciosa

martes 14 marzo 2006

Revival

Hoy ha sido un día extraño porque he recordado un montón de cosas de cuando era bastante pequeña.

Me he acordado de Miguel, el primer chico que me gustó. Yo vivía en Lanzarote y tenía cinco años. Él era hijo de un médico y una alemana (si mi memoria no me falla) Su padre y mi madre eran amigos. Tenía una gata que se llamaba Kiwi. (adorable ¿verdad?)

Miguel era rubio con unos ojos claros maravillosos y hoy me he acordado de él. ¿Qué habrá sido de él? ¿Estudiará? ¿Trabajará? ¿Tendrá novia? ¿Será gay? Son preguntas lógicas teniendo en cuenta que hace 17 años que no le veo.

Algo tan estúpido como mi primer amor me hace pensar en la cantidad de cosas que he dejado atrás, la cantidad de lugares, de personas que ya no están en mi vida. He dejado muchas cosas de mi misma. Hay jirones de mi persona esparcidos en Sevilla, Salamanca, Lanzarote... Pero también en Miguel, por ejemplo.

Será que estoy un poco melancólica, será que me gusta una canción de Britney que se llama Then we kiss o será la luna que me afecta.

La luna en Sevilla, hoy, es una auténtica maravilla

Volvía de la facultad, paseando, un poco asqueada porque tengo cosas que hacer y no me apetece. Ando un poco preocupada y prácticamente no me quedan uñas que morderme cuando he visto la luna más bonita que recuerdo en mucho tiempo.

Era una luna redonda y enorme que parecía asomarse a la ciudad para demostrarnos, una vez más que somos hormiguitas insignificantes en un cosmos enorme, infinito.

La verdad es que me he animado, y ahora mi mente vuela hacia recuerdos de un tiempo mejor, sentada bajo un manto de estrellas con mi mejor amiga.

Es extraño como los pequeños detalles nos hacen a veces sentirnos inexplicablemente a gusto.

lunes 13 marzo 2006

I´m Scared

Que para los que no sepan inglés significa que tengo miedo.

Muchas personas que me conocen se asombrarían al enterarse de que yo soy una persona super miedosa (atención al super ¿eh?) Y sin embargo las personas que más me conocen ven a esa niña pequeña que se muere de miedo y se asusta aunque lo intente ocultar.

La cuestión es que tengo miedo porque he ido al médico y me ha dicho que no sabe si tengo una úlcera o algo asi y me tienen que hacer unas pruebas y yo estoy asustada. Si con 22 años tengo una úlcera ¿qué no tendré a los 66?

Ya os contaré MIEDO

jueves 9 marzo 2006

Today i´m feeling blue

Y lo peor de todo es que debería sentirme feliz.

Esta mañana me han llamado para que la semana que viene vaya a por mi uniforme lo que supone que vuelvo a trabajar en el aeropuerto. Durante unos meses parecía que no me iban a llamar porque está habiendo reestreucturaciones.

Desde que dejé de trabajar no lo he echado de menos, he echado de menos a algunos compis pero no el trabajo. He sido muy feliz sin ir, sin estresarme, sin aguantar a pasajeros que me chillen y sin preocuparme por la niebla.

Entiendo que tengo que trabajar para vivir, y volver a trabajar en el aeropuerto me viene monetariamente muy bien, pero ¿no podría trabajar en algo que me gustara más?

Yo había pensado que si no me llamaban en Mayo pues empezar a buscar trabajo a mediados de Junio, intentar aprobar los exámenes y ser un poco feliz.

Me siento triste angeltriste

miércoles 1 marzo 2006

Hoy soy feliz

Porque durante dos meses voy a estar sin trabajar, sólo tendré que ir a la facultad y será una estudiante normal, más o menos. Pero sobretodo no será ese estré de compaginar dos curros a la vez, o levantarme a las 6 y tener clases hasta las nueve de la noche.

Además estoy contenta porque esta mañana no he ido a clase. No he ido porque ayes estuve enfermita y he pasado dos noches criminales. Esta mañana cuando ha sonado el despertador me he levantado, pero he decidido meterme en la cama y descansar, me lo merezco, está mal que yo lo diga, pero me lo merezco.

En verdad odio mi universidad y mi carrera, pero porque los profesores (y profesoras) no te ponen ningún tipo de facilidad. Soy una estudiante que durante tres años ha podido ir a clase, pero en un momento de mi vida me he tenido que poner a trabajar. No quiero ir a la Uned porque a lo mejor tengo problemas con tres asignaturas.

La universidad en muchos sentidos sigue siendo para ricos y no nos queremos dar cuenta, supongo que el término obrero nos repugna un poco. EL problema es que si no sabemos quienes somos ¿cómo luchar contra la sinjustucias qué sufrimos? Más aún si creemos que es natural ¿cómo acabar con las injusticias?

Pero estoy feliz que es lo que importa, y ya escribiré un articulillo sobre lo que está haciendo mi señor Rector. Sed felices ^_^

Unsolconunaluna